El Foro  

Retroceder   El Foro > Foros Temáticos > Sexo y Relaciones

Avisos

Ver Resultados de Encuesta: ¿Qué te parece mi relato?
Genial! 1 100,00%
Buena! 0 0%
Regular 0 0%
Cutre 0 0%
Votantes: 1. No puedes votar en esta encuesta

Respuesta
 
Herramientas Desplegado
  #1  
Antiguo 22-Dec-2018, 18:33
Naki Naki está desconectado
Usuario
 
Fecha de Ingreso: 22-December-2018
Mensajes: 1
Talking Relato erótica gay de sumisión y amor

Cuando me miro al espejo, pienso en la gran suerte que tiene mi amo de tenerme con él; suerteö que todos sus amigos envidian (gracias a mí, jejeje)
No sé si es por mi juventud, por mi delicadeza, por mi aspecto femenino, por mi pequeño tamaño o por mi belleza; pero todos desearían tenerme; ya nunca volverán a burlarse de mi amo por ser homosexual.
Sucedió este verano, cuando Amo trajo a sus amigos de la infancia de visita a nuestra casa. Vivimos en una gran mansión, en una finca hermosa. Mientras Amo fue a buscar a sus amigos, yo aproveché para ponerme guapo. Me hice trenzas, me maquillé, me pinté los labios de rojo granate y las mejillas muy coloradas, y la línea de ojos más grande que pude. Las uñas de manos y pies, de rojo intenso; y un conjunto divertido. Como era verano y hacía calor; sólo me puse un calzoncillo salió apretado y un vaquero muy corto, que dejaba mis piernas al aire. Y una camiseta blanca de tirantes, con una leyenda fucsia que decía: "good girl". Ah! Y mi collar de sumisión, que no me quito nunca.
Cuando oí llegar el coche, salí a recibirles; mi Amo me abrazó y me besó en la boca. Sus amigos no me conocían y me saludaron con cordialidad. Pero, de buen rollo, comenzaron a burlarse de mi Amo por estar saliendo con un chico. Amo no les hizo mucho caso, pero yo me ofendí. Uno de ellos dijo:
-Menuda novia que te has hechado, Javier. Pero ten cuidado en la cama, no te des la vuelta-
Otro dijo:
-Sí te duchas con ella, mejor usa jabón líquido-
Y se reían. Mi Amo sonreía, aunque se le veía avergonzado.
No sé si fue por el valor de mi juventud o por la inocencia de mis 20 años; pero decidí actuar y le pregunté a Amo por Què tenía el coche tan sucio. Me respondió que les había traído por el monte.
-Pero tenemos visitas, no puedes dejar el coche así, Amo, hay que lavarlo.
-Ya...sí...cariño, mañana lo lavaré...
-No, Amo, ése es mi trabajo-
Fui al cobertizo, cojí dos calderos, esponjas y la manguera y volví donde estaban ellos. Amo se impacientó y me dijo:
-Tesoro, no hace falta que lo laves ahora; con lo guapo que estás y vas a manchar la ropa.
-Tienes razón Amo; mejor me la quito-
Me quité la camiseta, y se la lancé. Luego me desabroché el pantalón y me lo bajé, y se lo dí, quedando en slip blanco. Luego me bajé el slip y se lo lancé, quedando completamente desnudo...bueno, no completamente, aún llevaba mi collar.
Abrí la manguera y empapé todo el coche. Me costó un rato porque es un coche grande, un todoterreno. Eché jabón en los calderos, los removí bien con mis manos y mojé una esponja. Empecé a fregar los cristales del lateral, y luego las puertas. Los amigos de Amo se quedaron boquiabiertos, se sorprendieron mucho de verme así. Hicieron algunos comentarios obscenos.
-Reconozco que es lindo tu novio.
-Tiene buen culo, la verdad, mejor que muchas chicas-
Mi Amo rió y me defendió.
-Eh! Oye! Que es mío! Se mira, pero no se toca. Éste cuerpecito sólo lo disfruto yo-
Entonces se acercó a mí y me dió un sonoro azote en las nalgas. Yo sonreí.
Seguí enjabonando la luna trasera, y luego el otro lado, mientras las amigos de mi novio me miraban con lujuria. Después enjaboné los bajos y las ruedas, para lo cual tuve que agacharme, mostrando mi culo en pompa, para que todos babearan. Luego pasé a enjabona el capó, y me subí al capó, para fregar la luna. No sé si fue porque iba muy lento o por darles envidia a sus amigos, pero Amo se acercó a mí y me pegó otro sonoro azote:
-¡Más rápido, tesoro, que no tenemos todo el día!-
Entonces quise subir arriba, pero resbalé y caí del coche. Amo se me acercó asustado:
-¿Estás bien tesoro, te has hecho daño?
-Estoy bien Amo. Tú entra a por la correa, pinzas, lubricante, condones y un lápiz pintalabios; y cuando termine, me atas y me llevas al sofá- le susurro al oído
-De acuerdo Perrito- me besó en la frente y entró a casa.
Yo volví a intentar subir y ésta vez tuve éxito. Los chicos me piropeaban y me sílabas. Me arrodillé en el techo, les miré y les dije con chulería:
-Ahora ya no os reís de mi Amo, eh!
-Lo sentimos, princesa, era de broma. Eres muy bonito.
-¿os gustaría follarme?- pregunté sin rodeos. No respondieron, pero se les veía en la cara que sí.
-Pues os fastidiáis, listos, sólo mi Amo puede tocarme-
Se quedaron con un cara de pringados...
Ya me puse a enjabonar el techo, exhibiéndose lo más posible, mostrando mi pequeño pene y mis pezones rosados. Cuando terminé, me senté en el capó a descansar un poco. Me miraban con unas caras que fliplas, pero no se atrevieron a tocarme, porque yo les dije que sólo podían mirarme. Entonces llegó mi Amo, y trataron (sin éxito) de disimular sus lascivas miradas hacia mí.
Yo me levanté, cogí la manguera y aclaré el vehículo, moviendo de forma muy sensual, sin perder la oportunidad de echarme agua por mi cuerpo y jadear como una zorra. Al terminar de aclararlo me tumbé en el capó y le dirigí una mirada a mí Amo, que entendió en seguida. Se acercó a mí, me ató, me puso a cuatro patas y me llevó paseándome como un perrito, hasta el sofá. Me subió al sofá, me secó con una toalla, me tumbó bocariba y me besó en los labios; mientras me abrazaba y me sonaba todo el cuerpo, yo le dijo al oído, muy bajito, para que no me oyeran sus colegas; lo que tenía que hacer.
Sacó el pintalabios y escribió en mi barriga:
"PROPIEDAD DE JAVIER"
Me dió la vuelta; me colocó a cuatro patas, con el culo en pompa y escribió en mi espalda: "PUTO VICIOSO" y más abajo: "JAVIER, AZÓTAME" y una flecha apuntando a mi culo. Y una diana en mis nalgas. Cogió las pinzas y me las colocó en los pezones. Yo grité de dolor, luego les miré y les dije:
-A que vuestras novias no se dejan hacer ésto- y les saqué la lengua con desprecio.
Amo se escupió en la mano; miró con chulería a sus colegas, que se morían de envidia, y me dió un fuerte azote, que me hizo gritar. Luego otro y otro y otro...me iba azotando, mientras yo aullaba y gritaba. Yo me estaba excitando mucho y mi pequeño pene se estaba levantando; pero no se notaba porque la tengo muy chiquita. Hasta que en un golpe, me corrí, eyaculando todo mi semen.
-Mira lo que has hecho, Pequeño; ya puedes limpiarlo- me regañó mi amo y me empujó la cabeza para que lo limpieza con mi lengua. Así lo hice y me lo tragué. Luego se bajó la bragueta, sacó su gran pene y me dijo:
-Ya que estás, sigues comiendo, bonito, que esto te encanta-
Yo me relamí y Amo insistió:
-¡Venga, Putito, demuéstrales a éstos chicos para qué vales!- y les dedicó una mirada chulesca.
Efectivamente me encanta chupar pollas, sobretodo la de mi Amo; por lo que lo hice encantado.
Pero, de repente, me cortó; y sacó su polla de mi boquita; lo cual me sorprendió. Me miró y le entendí enseguida. Me puse a cuatro patas, con el culo en pompa y me relajé. Entonces oí cómo abría un preservativo y se lo ponía. Yo me preparé para hacerle disfrutar. Echó lubricante en su mano y lo aplicó cuidadosamente por mi ano. Luego me dió otro azote, como señal de lo que me esperaba. Cerré los ojos y me preparé para recibirle. Sentí cómo comenzaba a introducir despacio su polla en mi ano. Yo grité de dolor. Aunque me han penetrado muchas veces, me seguía doliendo; porque Amo la tiene muy larga y dura. Pero aguanté el dolor, porque en verdad, me encanta que me den por culo y porque me encanta más aún ayudar a mi Amo. Así que mordí la almohada, y traté de permanecer quieto mientras Amo terminaba de entrar dentro de mí. Luego empezó a moverse lentamente, embistiéndome,* yo mordía la almohada, tratando de no gritar. Empezó a darme más fuerte; yo estaba muy excitado,* tanto que solté la almohada y comencé a gritar. Ésto le excitó más, y se movió más rápido; hasta que se corrió dentro de mí, al tiempo que yo también me corría, echando mi lefa por todo el sofá. Él sacó su polla de mi ano y se subió la bragueta. Entonces me dió otro azote, más fuerte, que hasta me dejó marca y me indicó con el dedo que limpiara mi corrida. Obedecí con gusto y lo la mí todo, hasta la última gota. Luego me puse de rodillas encima del sofá y le miré con cara de vicioso. Él se dió cuenta de que yo había sudado y me quitó las pinzas, cogió de la correa y tiró para llevarme hasta la hierba; pasando por delante de sus compañeros, para exhibir me con una puta. Me quitó el collar y abrió la manguera, con el agua fría a tope, y me apuntó de lleno. Entonces sí que grité, notando un chorro de helada por todo mi cuerpo. Cuando cerró el agua, yo estaba temblando de frío; Amo cogió la toalla, me puse de pie y me secó con delicadeza. Luego se arrodilló, para estar a mí altura y me dió un largo beso en la boca, mientras me abrazaba, tocándome con cariño el culo y las piernas. Al cabo de unos dos minutos, se apartó, pude observar cómo sus amigos nos miraban con cara de lujuria.
Me cogió de la mano y caminó conmigo hasta casa, invitó a sus amigos a pasar; y luego entró conmigo de la mano. Se sentó en un sillón, en el centro del salón. Yo atendí a sus amigos, ofreciéndoles cervezas y snacks; y luego me senté desnudo sobre mi amo, para que me abrazar a y me diera mimos. No paró se acariciar me en toda la tarde, delante de sus amigos. Ellos no se lo tomaron a mal, y fueron buenos conmigo. Hasta se despidieron* de mí, dándome un beso en la mejilla, antes de marchar (para lo cual, pidieron primero permiso a mi amo) Creo que aprendieron la lección. Y yo también; mi Amo nunca ha estado más orgulloso de mí, que aquel día, que le demostré para qué sirvo delante de sus amigos. Ese día, cuando volvió de dejar a sus amigos, le dí el pintalabios y le dije que se me había borrado lo que me escribió. Amo me tumbó en el sofá y me escribió en la barriga: "TE QUIERO, ZORRITO"
Yo sonreí, a Amo se le escaparon las lágrimas, me miró a los ojos y me dijo:
-Cariño; lo que has hecho hoy, ha sido maravilloso. No sé cómo podré agradecértelo-
Le miré a los ojos:
-¿Quieres agradecérmelo, Amo?-
Mi Amo asintió.
-Muy fácil- respondí y me dí la vuelta, colocándome bocabajo- ¡AZÓTAME!
Responder Citando
  #2  
Antiguo 04-Jan-2019, 08:01
LeidyPeru LeidyPeru está desconectado
Usuario
 
Fecha de Ingreso: 02-January-2019
Ubicación: Lima
Mensajes: 27
Predeterminado

Está bonito el relato, es muy erótico.
Responder Citando
Respuesta

Etiquetas
anal, bdsm, gay, spanking

Herramientas
Desplegado

Normas de Publicación
No puedes crear nuevos temas
No puedes responder mensajes
No puedes subir archivos adjuntos
No puedes editar tus mensajes

Los Códigos BB están Activado
Las Caritas están Activado
[IMG] está Activado
El Código HTML está Desactivado

Ir al Foro


La franja horaria es GMT -6. Ahora son las 14:51.


Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.8.1
Derechos de Autor ©2000 - 2019, Jelsoft Enterprises Ltd.