El Foro  

Retroceder   El Foro > Foros Temáticos > Literatura

Avisos

Respuesta
 
Herramientas Desplegado
  #1  
Antiguo 14-Nov-2018, 16:46
hanaco hanaco está desconectado
Banned
 
Fecha de Ingreso: 16-September-2018
Mensajes: 322
Predeterminado Murió Fernando del Paso, autor de "Noticias del Imperio"

Una vez más se cumplió aquello de que un muerto notable se lleva consigo a otros dos, pues tras el deceso de Stan Lee vino el de Lucho Gatica y ahora el del escritor mexicano Fernando del Paso.


Su obra José Trigo es muy compleja, tipo James Joyce. En ella maneja mitología azteca.

Palinuro de México es en cierto modo autobiográfica, pues narra las experiencias de un estudiante de Medicina, como lo fue él.

Noticias del Imperio
es una novela histórica sobre Maximiliano y Carlota.
Responder Citando
  #2  
Antiguo 15-Nov-2018, 09:46
hanaco hanaco está desconectado
Banned
 
Fecha de Ingreso: 16-September-2018
Mensajes: 322
Predeterminado

Es tan blanca, tu piel, como la nieve...
Poema publicado el 17 de Mayo de 2006



Es tan blanca, tu piel, como la nieve.
La nieve quiere al sol por lo brillante.
Y el sol, que se enamora en un instante,
se acuesta con la nieve y se la bebe.

El sol, aunque es muy grande, no se atreve
a hacerse olvidadizo y arrogante:
se acuerda de su novia fulgurante
y se pone a llorar, y entonces llueve.

Y llueve y llueve y llueve y de repente
la lluvia se hace nieve: esta mañana
que nieva tanto en Londres, y ha nevado

luminosa y nupcial y blancamente
en jirones, tu piel, por mi ventana,
ningún sol, como yo, tan desolado.


Responder Citando
  #3  
Antiguo 17-Nov-2018, 14:01
hanaco hanaco está desconectado
Banned
 
Fecha de Ingreso: 16-September-2018
Mensajes: 322
Predeterminado

Sonetos de la rosa enamorada de sí misma

Para Xavier Villaurrutia
In memoriam



I
De luz su tallo, de agua su corola,
su alma de vidrio, su rubor de nada,
es una sola rosa aprisionada
en una azul y tibia caracola.



Es una rosa transparente y sola,
de sal sus hojas y de frente alada;
una rosa de sol, abandonada
en las saladas alas de una ola.

Encandilada rosa de un reflejo,
danzante rosa que se vuelve encaje
de espumas claras y de brillos lentos,

la rosa está prendada de su espejo,
apasionada rosa del oleaje,
enamorada rosa de los vientos.



II

Dice la rosa que el celeste manto
azul de la mañana, la verbena,
la flor de la pasión, la hierbabuena,
la magnolia y la flor de palo santo,



que el clavel, la violeta y el canto,
el girasol, la flor de nochebuena,
el lirio, la amapola, la azucena,
el pensamiento, el loto, el amaranto,



y otras mil flores que la rosa nombra,
en majestad, belleza, proporciones,
en aroma, en color, dice la rosa

que no le llegan ni a la sola sombra,
e incluye al alhelí, los dandeliones,
las lilas, la gardenia y la mimosa.



III

Aplicada la rosa a su elegancia,
se dedicó a estudiar rosicultura,
aprendió la ecuación de su estatura,
y elaboró un teorema de su infancia.

Y aún hizo más, la rosa, en su arrogancia:
se doctoró en su propia arquitectura,
se aprendió de memoria su hermosura
e hizo una tesis sobre su fragancia.

Así quedó la rosa cultivada
tonta de tanta alambicada ciencia,
de tanto teorizar sobre sí misma.

Sola quedó la rosa, enajenada
en el prisma de turbia transparencia
de un perfumado y pálido sofisma.



IV

Nacida ayer, la rosa escurridiza
en su reino del aire, los rosales,
en ráfagas redondas, en raudales
de relámpagos rosas se desliza.

Muerta de risa que acaricia y riza
y enreda su corola de espirales,
ahogada en laberintos de corales
la rosa no se muere: se eterniza.

Rosa, rencor en flor de carne viva
que perpetúa el color, de estirpe roja,
del sortilegio alado de su historia;

rosa más alta que la vida, altiva
rosa que cuando, rota, se deshoja,
se hace de nuevo rosa en la memoria.



V

Es natural que el solo pensamiento
sea de la rosa, vana y ambiciosa,
unirse al esplendor: esplendorosa
queda la rosa de este casamiento.

Se entiende así por qué su atrevimiento,
por qué insiste la rosa jactanciosa
en amar al primor, pues primorosa
la rosa queda de su ayuntamiento.

Candorosa, amorosa, cuánta henchida
reunión de nombres, y qué bien le vienen;
bien hace sólo al preferir lo bello

y mejor todavía, cuando olvida
que el rencor y el dolor también la tienen
agarrada, a la rosa, por el cuello.



VI

¿A dónde fue la rosa, la más fina
entre todas, la rosa invertebrada?
se fue la rosa tras la rosa amada,
la rosa elemental, rosa de harina.

La rosa cenital, rosa marina,
¿a dónde fue la rosa inmaculada?
Tras su sombra fue, tras de la nada,
la prodigiosa rosa cristalina.

¿Se deslumbró la rosa con su estrella?
No más hondo dolor, pena más honda,
Que a la rosa, por rosa, la consuma.

¿Se fue la rosa tras su propia huella?
Se fue, sedienta de su amargura fronda,
Ciega, la rosa, con su propia espuma.
Responder Citando
Respuesta

Herramientas
Desplegado

Normas de Publicación
No puedes crear nuevos temas
No puedes responder mensajes
No puedes subir archivos adjuntos
No puedes editar tus mensajes

Los Códigos BB están Activado
Las Caritas están Activado
[IMG] está Activado
El Código HTML está Desactivado

Ir al Foro


La franja horaria es GMT -6. Ahora son las 20:00.


Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.8.1
Derechos de Autor ©2000 - 2018, Jelsoft Enterprises Ltd.