El Foro  

Retroceder   El Foro > Foros Temáticos > Ciencia y Tecnología

Avisos

Respuesta
 
Herramientas Desplegado
  #1  
Antiguo 05-Feb-2018, 07:16
salvadorsanchez salvadorsanchez está desconectado
Usuario
 
Fecha de Ingreso: 05-February-2018
Ubicación: corbera de llobregat (Barcelona)
Mensajes: 3
Predeterminado La evolución inteligente sin fin

La evolución inteligente sin fin
Todo es movimiento, tiempo y existencia a la misma vez
Salvador Sánchez Melgar

La evolución inteligente sin fin, el tiempo y el movimiento
Einstein dijo que todo en el espacio se mueve, que nada está quieto. De que todo es dinamismo, lo decía también el ilustre Xavier Zubiri.
Todo, absolutamente todo en el universo, desde lo más pequeño posible, se mueve. En la materia más solida y quieta posible, dentro de ella microscópicamente todo se mueve. Pero además de que todo se mueve, todo movimiento lleva unido al tiempo, ya que cualquier cosa que se mueva por muy grande o pequeña que sea, inevitablemente necesita un tiempo desde el que inicia el movimiento hasta que lo acaba.
Todo es movimiento y a la misma vez tiempo; pero también a la misma vez todo es existencia ya que todo lo que se mueve se mueve porque existe.
Cuando el universo se originó como movimiento, al mismo tiempo se originó el tiempo y la existencia. Constituyendo todo un auténtico orden dinámico evolutivo universal; que induce a que la existencia pueda transformarse o evolucionar ya sea en forma de materia, energía o vida.
Todo se transforma o evoluciona de una manera más o menos parecida, porque todo se transforma como movimiento. Ya sea mediante mezclas dinámicas más o menos lentas, rápidas o densas. Todo lo que evolutivamente se crea en el universo, si es de la misma especie, se asemeja mucho entre sí, porque todo evolutivamente está creado por las mismas reglas dinámicas impuestas por un mismo orden dinámico evolutivo universal.
El orden dinámico evolutivo universal como orden que es, es una especie de inteligencia evolutiva que necesitaba evolucionar constantemente como inteligencia para poder continuar existiendo. Por eso evolutivamente encontró la posibilidad de continuar la evolución inteligente sin fin originando un orden evolutivo jerárquico de yos individuales en forma de existencias energéticas llamadas almas, y gracias a esa jerarquía inteligente la evolución inteligente pudo continuar evolucionando cada vez más.
Se preguntarán que son los yos: todo en el Cosmos tiene que nacer como la existencia dinámica más pequeña posible, que inevitablemente saturan constantemente de existencia el Cosmos. Existencias que irremediablemente nacen como individualidades dinámicas semejantes entre sí. Con lo cual es inevitable que nazcan con un yo individual, porque adquieren inevitablemente un espacio dinámico propio, único e indivisible. El Cosmos es una saturación de existencias de yos individuales que evolucionan como existencia dando forma a existencias de todo tipo compuestas de yos individuales. Todos los yos compuestos son formaciones de existencias de todo tipo creadas evolutivamente así; existencias que han posibilitado que exista todo lo existente. El yo más enorme es el propio Cosmos y el yo más pequeño posible es el yo individual e indivisible. El propio Cosmos, una galaxia, una montaña, un océano, un grano de arena, una silla, un vehículo, un simple dibujo, un pensamiento (el pensamiento es un yo compuesto de yos con un tiempo de existencia muy corto), etc., etc., son existencias o yos compuestos de yos. Existencias que se pueden dividir en múltiples existencias compuestas de yos, hasta llegar a la última división posible de yos que será una composición de yos individuales e indivisibles.
Únicamente una gran minoría de yos individuales han evolucionado componiendo una jerarquía de existencias energéticas llamadas almas. Evolución inevitable ya que la evolución inteligente sin fin tenía que encontrar un medio para continuar evolucionando, y que mejor medio que una inteligente jerarquía energética compuesta jerárquicamente por una unión de yos individuales.
El orden dinámico universal por ser un orden no tenía más remedio que evolucionar como orden, que es evolucionar como inteligencia, porque orden equivale a una especie de inteligencia. Esa inevitable tendencia a mantener el orden universal conducía al Cosmos a necesitar evolucionar, o transformar, cada vez más su propio orden; porque lo contrario sería involucionar, lo cual no es posible en un mundo dinámico en el que todo se mantiene gracias a un dinamismo cada vez más dinámico y evolutivo.
Esa necesaria transformación o evolución del orden evolutivo dinámico universal inducía al Cosmos a evolucionar sin fin como orden, o llámese inteligencia. Por eso mismo una gran minoría de yos individuales evolucionaron conjuntamente creando una especie de jerarquía de existencias energéticas o almas, porque era la única forma de posibilitar inmaterialmente la evolución de la inteligencia. Pero, ante la necesidad de evolucionar cada vez más como inteligencia, esa jerarquía de almas, que todavía no eran existencias espirituales, necesitaban dominar la materia para continuar con la evolución inteligente sin fin; y de ahí nació la vida y su evolución jerárquica viviente con el fin de que la evolución inteligente continuase evolucionando sin fin, cosa que con la vida se conseguiría a través del ser humano como cabeza evolutiva de esa jerárquica unión viviente.
Para posibilitar la evolución viviente, inevitablemente tendrían que existir lugares adecuados en donde la vida pudiese, no sólo surgir sino también subsistir y evolucionar sin fin. No había prisas, tarde o temprano surgirían esos lugares apropiados para la vida, porque eran tantos los sistemas planetarios que surgían, que inevitablemente muchos planetas surgirían como lugares adecuados para la vida; y si no surgiesen, el propio orden dinámico universal no tendría más remedio que crearlos, ya que la tendencia a la evolución inteligente sin fin era permanente y era lo más importante para el orden dinámico universal.
Esa constante evolución inteligente universal estaba obligada a evolucionar sin fin porque como orden del orden evolutivo universal que es, era su razón de ser; ya que como se puede mantener un orden evolutivo dinámico universal sin poder evolucionar constantemente como orden o inteligencia.
Esa evolución inteligente sólo podía continuar evolucionando sin fin mediante la creación evolutiva de algo que lo hiciese posible, algo como la vida. Por eso nació evolutivamente un orden jerárquico viviente, que es de la única manera que la inteligencia podía continuar evolucionando sin fin.
No importa repetirlo una vez más: la evolución inteligente del orden dinámico evolutivo universal, sólo podía continuar evolucionando como inteligencia mediante la vida a través de una evolución jerárquica viviente. Y ese evolutivo orden jerárquico viviente sólo podía posibilitarse mediante las jerarquías de las almas, posibilitándose los lugares planetarios adecuados para la vida. De esa manera, existirán infinidades de planetas que dispondrán de vida. En todas las evoluciones jerárquicas inteligentes vivientes universales existirá un vínculo universal que las unirá jerárquicamente mediante las jerarquías de las almas. Cuando surgió la vida dichas almas evolucionaron en seres energéticos, o llámese seres espirituales.
Evolutivamente a través del tiempo esa jerarquía de almas con sus correspondientes escalas jerárquicas pudieron hacer realidad la dominación de la materia blanda, constituyendo con ello el nacimiento de una jerarquía viviente controlada por la jerarquía de las almas.
Esa jerarquía energética universal de las almas; como era totalmente energía, no podía evolucionar como materia. Para poder evolucionar cada vez más como inteligencia necesitaban evolucionar como materia; esa posibilidad llegaría tarde o temprano, transmitiendo la evolución inteligente a la materia blanda mediante la creación de una evolutiva jerarquía viviente.

Última edición por EsquizOfelia; 05-Feb-2018 a las 08:37
Responder Citando
  #2  
Antiguo 05-Feb-2018, 09:50
Kevlin Kevlin está desconectado
Usuario PLUS
 
Fecha de Ingreso: 01-July-2017
Ubicación: Buenos Aires
Mensajes: 500
Predeterminado

"EL UNIVERSO ES ESFÉRICO Y S URGIÓ ASÍ DE LA NADA El universo tuvo que surgir como dinamismo, y tuvo que surgir así de la nada, porque de dónde sino podía surgir. De la nada sólo se puede surgir como dinamismo ya que el dinamismo no es existencia real. El dinamismo seguramente surgió de la nada como la expansión dinámica individual más insignificantemente posible; con el recorrido dinámico menos dinámico y corto posible efectuado en el mínimo tiempo posible."

Respetable lucubración, tan válida como cualquier otra, pero que no debería ser incluído en la categoría de Ciencia ya que no responde a ningunos de los requisitos exigidos por el método científico.

En Esotérico y Ocultismo, podría llegar a ser discutible...
Responder Citando
  #3  
Antiguo 05-Feb-2018, 11:41
salvadorsanchez salvadorsanchez está desconectado
Usuario
 
Fecha de Ingreso: 05-February-2018
Ubicación: corbera de llobregat (Barcelona)
Mensajes: 3
Predeterminado Filosofía o ciencia

Sí,tienes razón. Pero creo que de la nada surgió como dinamismo el universo ya que todo el universo es dinamismo. Y algún día se descubrirá que eso es así.
En un mundo en movimiento en donde la existencia no es real, no es todo lo que parece. Y ya va siendo hora de que se vayan descubriendo muchas cosas que muchos científicos no le encuentran explicación. Pero eso no es malo, ni para la ciencia ni para nadie, es la realidad oculta que hay que descubrir.

Un saludo,
Responder Citando
Respuesta

Etiquetas
dinamismo, existencia, movimiento, mundo, universo

Herramientas
Desplegado

Normas de Publicación
No puedes crear nuevos temas
No puedes responder mensajes
No puedes subir archivos adjuntos
No puedes editar tus mensajes

Los Códigos BB están Activado
Las Caritas están Activado
[IMG] está Activado
El Código HTML está Desactivado

Ir al Foro


La franja horaria es GMT -6. Ahora son las 14:46.


Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.8.1
Derechos de Autor ©2000 - 2018, Jelsoft Enterprises Ltd.