El Foro  

Retroceder   El Foro > Foros Temáticos > Música

Avisos

Respuesta
 
Herramientas Desplegado
  #1  
Antiguo 03-Jan-2012, 19:34
Jaume de Ponts i Mateu Jaume de Ponts i Mateu está desconectado
Banned
 
Fecha de Ingreso: 03-January-2012
Ubicación: Lleida (Segrià -Catalunya/UE-)
Mensajes: 1.098
Predeterminado ¡oh, el maestro Schumann!

¡Oh, el maestro Schumann!

"Existen varias fuentes que difieren respecto a cómo dañó Robert Alexander Schumann su mano derecha en 1830, siendo la más popular la de que para fortalecer el dedo anular ideó un aparato que de hecho lo inutilizó casi completamente (la musculatura del dedo anular está conectada al dedo corazón, convirtiéndolo en el dedo más débil). Otras fuentes citan una cirugía fallida, y otras los efectos secundarios de la medicación a base del tóxico mercurio para la sífilis..." (Wikipedia, dixit)

¿Saben?; el hermano encargado de darnos música en el cole (un internado salesiano del norte de la piel de toro, preciso) era un hasta intransigente fan del maestro..; su piedra de toque para el coro, ¡ay!, era el 16º lieder de s/. "Dichterliebe" {ergo, el "Die alten, bösen Lieder"}...

¡Yo había llegado a comerme las minas de los lápices para ver si enfermaba y me podía saltar la clase!

Verán..; no es que yo no tuviese adecuada voz alta.., ¡es que un basse a mi lado era, no tenor, sino soprano! y NO pueden ustedes imaginarse CÓMO se ponía el hermano Tomás (ése era su nombre, sí) al más mínimo gallo... Ya les digo.., ¡había llegado a comerme, DESESPERADO al MÁXIMO, las minas de los lápices!; no les digo más...

Yo, por entonces, ODIABA al maestro (me resultaba más prudente que odiar al hermano Tomás; que tenía fama de leerte el pensamiento). Creo que puedo merecer algo de comprensión...

Una amiga mía, muchos años después, me lo re-descubrió.

La había conocido por la facultad (su hermano estudiaba conmigo -estábamos en primero-) y nos habíamos acercado ya mucho un día en una mani. Ella estaba en el Conservatorio.

Un día, de visita en mi home (yo, entonces, vivía en el Cap i Casal pero pasaba todos los fines de semana con mis abuelos paternos, a.c.s.; cuyo home, para GOZO inenarrable de ma iaia, a.c.s., yo no tenía empacho ninguno en decir a cualquiera menos a ma mare, a.c.s., consideraba mi verdadero home -lo decía, además, completamente convencido y no porque ma iaia, a.c.s., estuviese ya muy enferma-), ¡al ver el piano!, se puso tope pelota con ma iaia, a.c.s. {y; además le demostró CUÁN bien tocaba el piano, claro}, y consiguió su permiso para venir todos los fines de semana y, en realidad, todos los días que pudiera a ensayar para su examen de curso. Yo, ¡imagínense!, ENCANTADO.

Su examen era la parte de piano de la segunda romanza para oboe y piano del maestro {un hueso, sí; ¡no se pueden imaginar las pestes que decía de la profesora que se lo había puesto..!}.

Yo me había imaginado..; pero, NO: ella y ma iaia, a.c.s., formaron ¡una entregada simbiosis! y no había manera de, entiéndanme.., tener una oportunidad.

Así que -a la fuerza ahorcan.., ¿no?- me allané a intentar el plan B {es decir, hacerme el muy interesado en música; a ver si así...}. Me sumí, pues, en una vorágine de indicaciones sobre tal o cual fraseo, correcciones de errores rítmicos, repeticiones mil de ritardandos, matices y rubati... No, no, no..; a mí, oigan.., ¡ni caso!

Pero, me ENAMORÉ del maestro.

Y, hasta hoy.

Siempre, en cualquier caso, a su disposición.

Jaume de Ponts i Mateu

Última edición por Jaume de Ponts i Mateu; 16-Jan-2012 a las 09:30
Responder Citando
  #2  
Antiguo 05-Jan-2012, 16:46
Jaume de Ponts i Mateu Jaume de Ponts i Mateu está desconectado
Banned
 
Fecha de Ingreso: 03-January-2012
Ubicación: Lleida (Segrià -Catalunya/UE-)
Mensajes: 1.098
Predeterminado dice...

Dice la légende que a la segunda esposa {nacida Clementine Fechner} del maestro Johann Gottlob Friedrich Wieck, en fin.., NO le gustó la forma en que aquel hijo de editor ya un hombre hecho y derecho, mal estudiante de Derecho y APASIONADO por la música miró a su hijastra el primer día que su marido lo trajo a su home...

Pero, ¡ay!, Clementine era una recién casada y, además, estaba muy bien educada. Estimó, ya en primera instancia, que NO sería la mejor forma de, digamos.., hacerse un hueco en la vida de un maestro como su reciente esposo trasladarle femeninas suspicacias versus quien, al fin y al cabo, era, ultra su allanado discípulo y sincero admirador, su reconocido amigo. Además, ya con todo más reposado.., valoró lo INCONCEBIBLE que empezaba a resultarle ¡haber pensado siquiera un instante lo que había pensado teniendo como tenía su hijastra menos de diez años y aparentando dos o tres menos! Sea como sea, y ya quizá sólo por tener conversación.., aquella noche en el lecho conyugal preguntó como quien no quiere la cosa a su marido si su amigo tenía ¿novia ya quizá? Éste, seco, le dijo que NO era ése el tipo de asuntos que trataba con tal, más que prometedor, magnífico músico..; pero, como no quería resultar más descortés de lo preciso y hasta cierto punto comprendía que las mujeres eran como eran, le informaba que se decía que había andado o aún andaba enamorado de Fräulein Ernestine von Fricken.

A Clementine le sonaba el apellido (cosa que tranquilizaba mucho entonces a las señoras) e incluso recordaba haber conocido a una señorita en el parque que le había sido presentada como Fräulein von Fricken... Todo le pareció, pues, normal y se durmió plácidamente...

Pero un día, más de una década después, tuvo que confesar, hecha un mar de angustioso llanto, a su INDIGNADÍSIMO marido (¡que, había sido llevado a los tribunales por su hija!) que no tardó en enterarse que la señorita que le fué presentada en el parque NO era Ernestine sino su hermana mayor y que a Ernestine ¡aún NO se le habían cortado las trenzas infantiles!

Tuvo que confesarle MÁS cosas mientras, ¡ay!, SUPLICABA de rodillas PERDÓN por no habérselo dicho nunca.

Pero.., pero.., pero, ¿CÓMO hubiera podido atreverse? ¿No veía ella CUÁN unido estaba su esposo a su amigo, CUÁNTO lo estimaba, CUÁNTO fiaba en él?

¿CÓMO podía imaginarse ella que lo que imaginaba era TODO y más VERDAD?

Había espiado a su hijastra, revuelto su equipaje con cualquier excusa, sobornado a las criadas que llevaba en sus triunfales giras de niña prodigio aclamadísima..; y, ¡se lo JURABA a su esposo a sus plantas!, NUNCA ni la más mínima prueba de sus sospechas. ¿CÓMO, pues, acudir a su esposo para, sin otra cosa que sus sospechas de mujer, trasladarle algo ASÍ?

Porque.., porque.., porque.., ¿QUÉ, en definitiva, podía decirle? Ella, sí, se ESPANTABA de lo que intuía, de lo que sospechaba, de lo que creía atisbar tras aquella forma de mirar, de besarle la mano a la niña, del alguien que no ella diriá sonreirle... Pero, ella conocía bien a su marido y sabía cuánto le irritaba que le hiciesen perder el tiempo con, en definitiva, HUMO.

Clementine se deshacía en llanto..; imploraba, si no por ella, por la madre de tres de sus hijos..; el AHOGO ya la podía...

Su esposo NO la perdonó. JAMÁS volvió a dirigirle la palabra. Su hija Marie Wieck (que, también sería una extraordinaria y aplaudidísima niña prodigio) se convirtió en la boca de su madre para su padre y en la boca de su padre para su madre.

SÍ: Clara Wieck, cumplida ya la mayoría de edad, ganó a su padre (que, exigía se impidiese su matrimonio) ¡en juicio público y enormemente publicitado! Dice la légende que no más volver a su home su padre QUEMÓ petit à petit TODO lo que le recordaba a su hija..; pero, lo cierto es que tuvieron que ir los bomberos y que, cuando la cosa se le comentó, con toda la mala leche imaginable.., a Clara Wieck -a punto ya de ser Frau Schumann-, ésta, revelando una extraña fría CRUELDAD sus ojos de no haber roto nunca un plato, comentó secamente que dudaba hubiese quemado ni uno de los premios que ella había ganado en su carrera por, precisó glacialmente.., ser todos de ORO y que esperaba (y, se dice que hasta una momentánea pero ESCALOFRIANTE sombra de gozoso SARCASMO pasó por su faz de virgen inmaculada que aún cree que los niños vienen de París) no quemara el banco cuando fuese a incinerar TODO el dinero que le había dado a ganar.

¿Si fueron felices?

El maestro Schumann SÓLO vivía para tenerla al lado. De poder, damas y caballeros, habría compuesto en su lecho conyugal.

¿Ella? Ella le díó ocho hijos y fué su MÁS sincera, entregada y ardiente FAN.

Ni siquiera avisó a su padre cuando se quedó viuda en 1856. Cuéntase que él comentó con tozuda altivez que se lo agradecía: así no tenía la molestía de NEGARSE a ir al entierro de, dijo exactamernte.., "un DEGENERADO que pierde a las niñas y abusa de los amigos".

Pero cuando murió, damas y caballeros, encontraron en los cajones de su mesa de despacho TODAS las obras de su yerno.

Siempre, en cualquier caso, a su disposición.

Jaume de Ponts i Mateu

Última edición por Jaume de Ponts i Mateu; 08-Jan-2012 a las 07:46
Responder Citando
  #3  
Antiguo 08-Jan-2012, 08:32
Jaume de Ponts i Mateu Jaume de Ponts i Mateu está desconectado
Banned
 
Fecha de Ingreso: 03-January-2012
Ubicación: Lleida (Segrià -Catalunya/UE-)
Mensajes: 1.098
Predeterminado ¿saben?

¿Saben?; dícese que la distonía focal {o, “cáncer del músico”} llega a afectar a uno de cada 200 intérpretes...

Se trata, mes amis/es, de un repentino y misterioso transtorno por el que el cerebro incorpora un error en un movimiento automatizado y bloquea la movilidad de una parte del cuerpo; en el caso de los pianistas, de los dedos de la mano (devienen INCAPACES de tocar una simple escala de notas ascendente al piano aunque, en cambio, puedan ejecutarla a la perfección sobre una mesa o puedan escribir sin problema).

El origo del "cáncer del músico", en realidad y a fin de cuentas, se DESCONOCE; pero, se especula podría encontrarse en los pliegues del cerebro. El movimiento de las manos se controla desde la corteza cerebral y, tras muchos años de entrenamiento, las escalas, las notas, determinadas partituras han quedado grabados en esa región cerebral como conexiones neuronales fijas. Por qué un buen día un dedo comienza a moverse de forma diferente, damas y caballeros, sigue siendo un MISTERIO; sobre todo porque la mano es capaz de seguir realizando todos los demás movimientos, como escribir, coser un botón, sin dificultad {por este motivo, mes amis/es, durante mucho tiempo se consideró que el "cáncer del músico" estaba relacionado con transtornos psiquiátricos -lo único que la ciencia sabe por el momento es que la región que controla la capacidad sensorial de los dedos de los músicos presenta alteraciones y si lo normal es que el movimiento de cada dedo disponga de una región propia, en la enfermedad del músico parecen haberse fundido unas con otras-}.

Durante mucho tiempo, se han aplicado diferentes técnicas para intentar paliar esta insubordinación de determinadas partes el cuerpo aunque sin demasiado éxito; masajes fisioterapéuticos, acupuntura, inyección de diversos fármacos...

El maestro Schumann lo padecía, sí.

Mais, ¡ay!, él NO lo sabía.

Estimó, pues, que sólo tenía que esforzarse MAS.

Y, primero, se hizo construir un teclado portátil que le permitiera ensayar CONTINUAMENTE.

No obstante, aquel ejercicio intensivo no funcionó como él deseaba...

Entonces, DESESPERADO por alcanzar la excelencia, ideó un tremendo aparato que colgaba de una polea del techo y al que se ligaba el anular y el meñique; y, así, se obligaba a ensayar durante horas y horas, días y noches, noches y días...

CIEGO de ambición artística y viendo con asombro y desolación cómo sus dedos se obstinaban en desobeder sus órdenes y se contraían al tocar SIN que pudiera hacer nada para evitarlo, ai làs!, pasó por alto que las limitaciones del cuerpo humano hacían imposible que sus dedos fueran completamente independientes unos de otros como él deseaba, que NO existen músculos para cada una de las falanges y, además, que entre los tendones hay un elevado número de interconexiones, que unen unas con otras.

Y, forzó aún MÁS las poleas... Y, castigó hasta la insufrible TORTURA sus dedos...

El día de su vigésimo cumpleaños, sentado ante el piano que hoy día se conserva en el museo de su casa natal de Zwickau para agasajar a sus invitados, ¡Virgen Santísima!, finalmente VIÓ.

Dice la légende que miró su mano derecha y, HORRORIZADO, la ocultó ipso facto; y que, olvidándose de sus invitados, besó el piano LLORANDO como un bebito. Total y absolutamente INCONSOLABLE.

Nunca más volvería a llorar.

Y, era la primera vez que lo hacía.

Siempre, en cualquier caso, a su disposición.

Jaume de Ponts i Mateu
Responder Citando
  #4  
Antiguo 11-Jan-2012, 09:20
Jaume de Ponts i Mateu Jaume de Ponts i Mateu está desconectado
Banned
 
Fecha de Ingreso: 03-January-2012
Ubicación: Lleida (Segrià -Catalunya/UE-)
Mensajes: 1.098
Predeterminado cuando...

Cuando el maestro Schumann, finalmente, lo conoció, malgré ser ya un poseído por mil y un tan desesperados como desesperantes alucines, SÍ tenía ganas de conocerlo... El maestro Schumann perdió, sí, muchas cosas..; pero, JAMÁS el oído musical.

Se lo iba, por fin, a presentar quien sería el maestro Joseph Joachim; entonces, damas y caballeros, un joven tan virtuoso como ya aclamado concertista y considerado profesor de origo judío húngaro y nacido en Kopčaño o Köpcsé {o, Kittsee}. Al parecer, sí, se habían hecho amigos y todo ya éste y el jovencísimo pero, SIN duda alguna, magistral acompañante en la gira de conciertos del eximio y genial violinista húngaro Eduard Reményi...

Sí: la légende dice que el aventajadísimo hijo del excelente contrabajista Johann-Jakob Brahms, a sus casi veinte años, ¡ya sabía qué era una mujer! Y, que había visto -y, desde luego, catado- muchísimas MÁS que cualquiera de su clase, edad y condición porque, desde antes de la adolescencia, contribuía a los honrados pero escasísimos ingresos familiares con el dinero que ganaba impartiendo clases y tocando el piano en cafés, bares e incluso burdeles de los suburbios.

NADIE nunca ha podido dar una explicatio a qué pudo pasarle.

Dicen que Frau Schumann ni siquiera se fijó en él mientras con voz neutra le decía cuánto le había gustado su interpretación de tal o cual... Su atención NO se apartaba se su marido: otra vez había perdido el interés por lo que él mismo estaba hablando y estaba diciéndole, una vez más, algo al oído a su hermano, que sólo hace que mirarla impotente: nuevamente el thema de que quiere suicidarse, SURE. : lo más seguro es que ni se fijara; ¡iba a fijarse Frau Schumann en nada pudiendo fijarse en su marido!

¿Cuándo, en realidad, captó algo Frau Schumann?

¿Cuando, después de rescatar a su marido de las gélidas aguas renanas a las que, consciente y decididamente, se había arrojado, él NO se movió de su lado y la acompañó en los tristísimos trámites de, ya NO había otro rermedio.., internar a su marido en el sanatorio para dementes irrecuperables pero con pasta o padrinos de Endenich?

Qui lo sà!; ¿verdad?

Ella JAMÁS comentó nada de ello.

NO es probable que el maestro Schumann -durante los dos años que estuvo internado antes de morir (hay quien dice de, al fin y al cabo, sífilis)- llegase a preguntarse la razón por la cual el maestro Johannes Brahms SIEMPRE estaba para acercar al sanatorio a su esposa; que, declaraba a sus íntimos daría su salvación eterna por poder vivir en el sanatorio con su marido. Quizá la única que se entestaba en decir pensaba que el maestro Schumann seguía siendo el maestro Schumann era ella; TODOS los demás ya NO lo creían. NO creían siquiera fuese alguien con capacidad para preguntarse o aun stricto sensu pensar de .

Y ella, ¡por supuesto!, tampoco hizo comentario ninguno sobre ello.

Pero, los/as demás...

NO: los/as demás aún no susurraban el día del entierro del maestro Schumann porque ¡alguien tenía que ayudar a soportar a la total y absolutamente DESTROZADÍSIMA Frau Schumann aquel tan amargo trago!; y, francamente.., NO era fácil intentar que saliera adelante alguien que, ya siempre más de rigurosísimo luto, no cesaba de hablar, más que de lo que ella había perdido, de lo que el mundo había perdido. Y el conocido y hasta la saciedad repetido hecho que, cuando el maestro Brahms le acercaba una de sus composiciones interesándose por su opinión y ofreciéndose a ejecutarla ipso facto, Frau Schumann, con aquella cara suya de no haber roto nunca un plato, sugiriese dejarlo para otra ocasión porque ahora lo que le gustaría, si no tenía inconveniente, era que él interpretase tal o cual composición del maestro Schumann, bueno.., NO contribuía, precisamente, a dar lugar a que se hablase ¡ni lo más mínimo!

Pasó desapercibida en los salons, pues, la bilis que ¡una cantante! súbitamente aparcada por un joven, vigoroso, guapo y bien considerado mozo (ergo, el maestro Brahms) pudiese delirar en soltar, ¡por supuesto!, fuera de los salons..; aunque, años después se citaba a la tal Agathe von Siebold como la primera que, al menos, lo insinuó.

Porque, ahí está la madre del cordero: pasaron los AÑOS. Y, oigan.., DOS décadas después de haber enterrado al maestro Schumann ¡el maestro Brahms seguía presentando condolencias a Frau Schumann!

Costaba, sí..; ¡se trataba de la INMUTABLE Frau Schumann!; pero, finalmente, se empezó a susurrar...

Pero, se tardó DOS décadas más en hablar.

No pudo evitar comentarse {a partir del 20 de mayo de 1896 -día del fallecimiento de Frau Schumann-} lo EXTRAÑO que le parecía a todo quisqui que se hubiese ido SIN dedicar una sola palabra al maestro Brahms.

Sí..; se sabía (aunque se DESCONOCÍA por completo la razón) que, de pronto, se habían distanciado hacía cerca de un año ya...

Mais..; ¿como para ni hacer alusión a las puertas de irse de este valle de lágrimas a CUARENTA años de, al menos, compañía y lealtad absolutas?

Menos de un año después murió el maestro Brahms. Sus amigos dijeron que ya no deseaba vivir...

Pero, NADA pudieron contar respecto de Frau Schumann y él.

NUNCA les habló de ello.

Siempre, en cualquier caso, a su disposición, damas y caballeros.

Jaume de Ponts i Mateu

Última edición por Jaume de Ponts i Mateu; 15-Jan-2012 a las 10:01
Responder Citando
  #5  
Antiguo 16-Jan-2012, 11:30
Jaume de Ponts i Mateu Jaume de Ponts i Mateu está desconectado
Banned
 
Fecha de Ingreso: 03-January-2012
Ubicación: Lleida (Segrià -Catalunya/UE-)
Mensajes: 1.098
Predeterminado ¿cómo?

¿CÓMO podía ser? Tenía que haber una solución..; eso.., eso.., ¡eso NO le podía estar pasando a ella!

Anna, a.c.s., cuando tras el fallecimiento de ma iaia, a.c.s., tan poco evadía ya hablar conmigo sobre ella, me contó muchas veces, retorciendo angustiosamente el pañuelo en que se secaba el llanto con sus trémulas manos, CUÁNTO lloró ma iaia, a.c.s., y CUÁNTO imploró misericordia y piedad a las alturas y CUÁNTO, a fin de cuentas, le costó asumirlo.

¡Ay!; siguiendo la costumbre, ya entonces privadamente pelín cuestionada por los médicos, de "les 400 families" ma iaia, a.c.s., había seguido durante su arduo embarazo el embarazo de varias candidatas a dida... Anna, a.c.s., me dijo que la finalmente escogida era una masovera del Ripollès recomendada por uno de los Mas de la Cerdanya. Dos meses antes de nacer mon pare, a.c.s., la masovera había parido dos hermosos chicos, no tenía pecas, el médico decía que su leche era abundante y nutritiva y el mas donde vivían era un lugar de mucha salud. Anna, a.c.s., dijo que cualquiera se habría decidido por ella y que, además, era una buena mujer.

Pero..; así de repente...

Sú único hijo iba a perder un oído y sólo podrían salvarle un tercio de la capacidad del otro. Anna, rogándome la comprendiera, me confesó que la había oído MALDECIR a la dida cuando el médico de Ripoll se había ido. Y que, si por ella hubiese sido, la habrían DESCUARTIZADO después de hacerle presenciar cómo castraban a sus hijos. Anna, ¡yo no podía imaginarme a ma iaia, a.c.s, perdiendo, no ya los papeles, los estribos o aun los nervios, sino ni siquiera la debida compostura!, me juró que mon iaio, a.c.s., tuvo que sujetarla para que, por lo menos, no la ARAÑARA.

Seguramente ni la dida ni su familia tuvieron culpa de ... Pero Anna, a.c.s., me dijo que ma iaia, a.c.s., NO quiso volver a saber de ella ni de nadie de su sangre (mon pare, a.c.s., por tanto, JAMÁS tuvo relación ninguna con sus germans de llet) y que cuando yo nací decidió encargarse ella personalmente de los biberones y de dármelos (yo, a pesar de que entonces ya era lo normal, NO fuí amamantado por mi madre). Anna, a.c.s., me decía que, cuando estaban solas y a pesar de que ella le decía que no dijese tonterías, ma iaia, a.c.s., le confesaba estar convencida que si su hijo hubiese estado con ella NO tendría tarado el oído y que TODAS las dides eran un peligro. Ella, en realidad, se había dado cuenta que había sobrevivido a la suya porque Dios Nuestro Señor, por lo que fuera, no quiso que le pasara nada de lo que les pasa a los/as niños/as que están con dides. ¡Ella, infeliz, había vivido engañada y así le había ido! No, no, no..; Anna, a.c.s., me dijo que JAMÁS le valió le dijera que esas pasaban y había que resignarse... Ella decía que, ya que no le quedaba otro remedio, se resignaba a las consecuencias de un error que no debió cometer.

Mon pare, a.c.s., tenía, cuando el diagnósticio del médico de Ripoll, cuatro o cinco años... Desde entonces, damas y caballeros, su madre JAMÁS se movió de su lado.

A su lado estaba siempre en las, finalmente, inútiles hoy se dirían INSUFRIBLES operaciones.

A su lado siempre cuando se probaba audífono insuficiente tras audífono insuficiente y, también, siempre cuando lo llevaba con tal audífono a tal o cual sitio donde NADIE quería nunca dar a entender que llevaba un audífono. NO dejó de acompañarle cuando fué a la revisión para declararle inútil para hacer la mili.

A su lado se acostumbró a estar siempre; porque, NUNCA hizo amigos (hasta que, ya adulto, empezó a tener por amigos los que los demás tienen sólo por conocidos) y NADIE le hacía verdadero caso salvo su madre.

Anna, a.c.s., miraba su fotografía, y, poniéndose hasta sería ante mí, emplazaba al mundo y a la Historia a encontrar una madre más entregada a su hijo, a protegerlo, a mimarlo, a cuidarlo... Y, para hacer carne su sentencia, me miraba a mí y me decía que IGUAL que había sido conmigo.

Sí: yo siempre supe que ma iaia, a.c.s., ¡no hubiese matado, no (que también, por supuesto)!, sino que se habría dejado violar por el mismísimo Satanás entregándose a él sin matices y fisuras por mí.

¿Cómo iba a dudar, pues, de su entrega a mon pare, a.c.s., que, para más inri, oía sólo un poquito y mal?

Yo, por tanto, a la edad que tenía ya cuando Anna, a.c.s., me contaba esas cosas, me CONMOVÍA de comprobar que la entrega existía más allá de las películas; que lo que pregonaba larvadamente el, digamos.., "espíritu del siglo", era, simple y llanamente, mentira. AMAR, en definitiva, ¡no consistía en no más "no decir nunca 'lo siento'"!; AMAR era AMAR sin palabras y ENTERAMENTE; porque las palabras, por muy apasionadas y sinceras que sean, son, a fin de cuentas, sólo palabras y quien se entrega ENTERO no tiene tiempo de explicarse porque lo precisa todo para darse.

¡Yo nunca le pregunté a mon pare, a.c.s., cómo llevó él de niño y adolescente y más ser publique de ma iaia, a.c.s., cuando -era, ultra una fan del maestro Schumann, una fina y cuidada intérprete- se ponía al piano con su sin par Kreisleriana o su resplandeciente Carnaval!; porque, nunca me imaginé que también hubiese hecho esto con él hasta que Anna, a.c.s., me lo dijo (y, a partir de que ella me lo dijo, NUNCA estimé era ocasión de hablarle de ello a mon pare, a.c.s.).

Ella no quería ocultarlo y que tocara el piano ¡le gustaba hasta a mon iaio, a.c.s.! Anna, a.c.s., nunca pudo contestarme cuando le pregunté por cómo parecía sentirse mon pare, a.c.s., porque ella aseguraba que NUNCA había podido saber qué pensaba mon pare, a.c.s. (y yo, oigan.., tenía motivos más que sobrados para creerla).

A mí, cette éclosion!, me ENCANTABA.

Miraba a quienes, puro PASMO, la oían..; la miraba a ella mirándome FELIZ, GOZOSA, ENTREGADA..; y, ¡NO me imaginaba pudiese haber algo mejor que ser su nieto!; mejor aún: ¡que ser su ÚNICO nieto!, ¡su razón de existir!

¡Era TANTO! ¡quienes la oíamos, Manresa, el cosmos entero era un publique que NO estaba a su altura!

¡Y ella, TANTO, me AMABA -lo supe siempre- TANTO!

Nada, lo he comprobado con los años.., crea más AMOR que el AMOR.

Y el resto, ¡los sucedáneos..!, son sólo habladurías...

Siempre, en cualquier caso, a su disposición, damas y caballeros.

Jaume de Ponts i Mateu
Responder Citando
  #6  
Antiguo 10-Feb-2012, 08:59
Jaume de Ponts i Mateu Jaume de Ponts i Mateu está desconectado
Banned
 
Fecha de Ingreso: 03-January-2012
Ubicación: Lleida (Segrià -Catalunya/UE-)
Mensajes: 1.098
Predeterminado el...

El Conservatori estaba a TOPE. Ma iaia, a.c.s., estaba, pues, FELIZ. Y, ¡vamos!, no menguó un ápice su inconmensurable gozo estar al cabo de la calle que ¡semejante lleno! SÓLO era debido a que las dos flötes eran las repelentes hijas del cacique del Butano, los dos oboes un hijo (medio tonto) y una sobrina (¡con unas orejas..!) del amo de los cines (de todos menos uno; que, era de las Filles de Maria), los dos clarinetes dos sobrinos (intratables al máximo) del arxiprest, los dos fagotts el hijo (no se decía eso en petit comité...) del director de la Campsa y la hija (creidísima) de la sobrina más querida del batlle, los dos cornos franceses otro insufrible hijo del cacique del Butano y el patán primogénito del capo de la Guardia Civil franquista (había que tragar tocara como tocara, claro..; eran otros tiempos...), las dos trompetes la hija (un caballo, bien sûr) de los dueños de las pastelerías con más pedigree y el hijo (más bruto que un arado -ma iaia, a.c.s., decía que era lo lógico con una madre xarnega-) del director de la M.I.S.A. y el cello la estiradísima -conmigo menos porque éramos familia; debo decirlo, sí- pero, eso sí.., guapísima hija del amo de la funeraria que tenía la exclusiva de los entierros en la comarca entera (quizá, entonces, el MÁS rico de la ciudad). La sección de cordes era personal, para el publique de aquella noche, sin interés. Eso sí: ma iaia, a.c.s., se cobró el curro que se tomó organizándolo todo IMPONIÉNDOME ¡a ! de pauke y NEGÁNDOSE a hacer las presentaciones en castellano porque, se excusó.., lo hablaba con cierta dificultad. Claro, claro, claro..; a alguien como ma iaia, a.c.s., hasta el capo de la Guardia Civil franquista se lo pasaba (¡su mujer SÓLO esperaba de la vida ser saludada siquiera una vez por una dama de las que ella sólo sabía existían por las películas!; así que...).

¡SÍ!; ma iaia, a.c.s., sabía lo frágil que es toda convención..; y, por tanto, además de saludar ¡y, hasta hablar! tanto a la mujer del capo de la Guardia Civil franquista como a su hermana (que, por entonces, era la novia del hijo del jefe local e inspector comarcal de Falange), se ESMERÓ como sólo ella sabía, cuando lo consideraba oportuno y conveniente, esmerarse: todas y cada una de las señoras que contaban recibieron de obsequio una cajita colmo del exquisito primor con, cette éclosion!, una de las orchidées de ¡su galería!; el Conservatori, además, era un auténtico jardín (la dueña de la librería par excellence -cuñada, por otra parte, de nuestros familiares de la funeraria par excellence- y la dueña de la floristería par excellence -madrina de bautizo de la del cello-, amigues de tota la vida, a cambio de que la cajita de las orchidées y los lacitos de los ramos de flores llevasen clarísimo el nombre comercial y que lo habían hecho gratis -y, de unos ansiadísimos esquejes de orchidaceae-, claudicaron, aparentemente, sin dolor).

El pater que llevaba lo del Domund (SÍ: ése era el motivo oficial del evento) era quien recibía en el umbral. Junto a una caja que iba llenándose con los sobres que -SIEMPRE el marido, el padre o el hijo- se le iban entregando conforme se llegaba, claro.

Ma iaia, a.c.s., organizó como intro del evento una especie de desfile en que una representación de cada escuela de la ciudad y la comarca traía unos saquitos con sellos usados que se iban dejando a ambos lados del escenario. ¡No pueden imaginarse ustedes el MONTÓN de saquitos que se trajeron..!

Yo, desde las bambalinas, miraba con cierto hastío ya cuando llegó el momento en que ma iaia, a.c.s., explicaba, entregadísima, que el maestro (que lo compuso entre, concretamente, el 10 y el 24 de octubre de 1850 cuando era director musical en Düsseldorf) NUNCA lo había ejecutado públicamente (la primera vez que se hizo, cuatro años después de su muerte, fué el nueve de junio de 1860 en el Hochschule für Musik und Theater "Felix Mendelssohn Bartholdy" Leipzig en el concierto conmemorativo del cincuentenario del nacimiento del maestro con el maestro Ludwig Ebert de solista)... Y, ya era lo bastante mayor como para cubicar que a ma iaia, a.c.s., ¡le importaba un ardite que NO se supiera la diferencia entre Konzertstück (así es expresamente denominado por el maestro) y Konzert! porque a mí ya me la había explicado. Eso : insistió una y otra vez en que se abstuviesen de aplaudir entre el Nicht zu schnell y el Langsam (un hermosísimo homenaje a su esposa) y entre éste y el Sehr lebhaft; pero, NO se molestó -como sí había hecho conmigo en su momento- en aclararle al publique que el maestro, que ODIABA al MÁXIMO se le aplaudiese entre movimientos, ya compuso ab origo SIN pausas los 25 minutos que dura, tres veces la nariz en el suelo, la obra maestra (quizá su MÁS osada y aventurera composición, vraiment). Simplemente, damas y caballeros, insistió en que NO se aplaudiese hasta el final; punto pelota.

Para mí, francamente.., fué una TORTURA, ¡no el coñazo del pauke, no (eso, simplemente, era un tostón que, digamos.., iba con el sueldo de nieto)!, sino ¡ver la cara de ma iaia, a.c.s.! reflejando todo el HORROR que sentía ante tal o cual estornudo, todo el ESPANTO que le embargaba cuando oía murmullos, todo el SUFRIMIENTO del que se dolía a cada fallo ¡de aquellos/as ejecutantes! ¡Ay!; ni siquiera consiguió que mon iaio, a.c.s., aguantase ¡25 minutos! a su lado. Ella, que era como era.., huyó de que mi mirada se cruzase con la suya y PURGÓ (mirando el rato como cuando la reina Marie-Antoinette haría que miraba a la última puta de Louis XV cuando tuvo que allanarse a hacer que le hablaba en público) lo que ella, cuando llegamos a nuestro home, se allanó a considerar un pecado de engreimiento por su parte (organizó más cuestaciones del Domund, claro..; pero NUNCA más, en el evento final, hizo que se hiciera otra cosa que recitar poemitas y similares).

Hoy, damas y caballeros, estoy llorando a lágrima viva escuchando la transcripción del famosísimo Konzertstück para cello en A menor realizada para violín por el propio maestro Schumannn (una auténtica rareza grabada en un reciente CD de la prestigiosísima Onyx Classics, ciertamente) ejecutada por el maestro Philippe Graffin porque, ai làs!, he recordado aquella noche...

¡Qué daría yo por tener la posibilidad de re-escribir la historia y redactar para aquella noche una ejecución así!

Ma iaia, a.c.s., se lo merecía.

¡Vaya si se lo merecía..!

Eso, damas y caballeros, por lo menos.

¡Dios!, ¡qué daría yo por haberle podido ahorrar aquel HORROR, aquel ESPANTO y aquel SUFRIMIENTO!

¿DÓNDE estaba entonces, maestro Philippe Graffin?

Siempre, en cualquier caso, a su disposición, mes amis/es.

Jaume de Ponts i Mateu

Última edición por Jaume de Ponts i Mateu; 10-Feb-2012 a las 15:09
Responder Citando
  #7  
Antiguo 27-Feb-2012, 10:47
Jaume de Ponts i Mateu Jaume de Ponts i Mateu está desconectado
Banned
 
Fecha de Ingreso: 03-January-2012
Ubicación: Lleida (Segrià -Catalunya/UE-)
Mensajes: 1.098
Predeterminado mon Dieu!

-"Ya desde la infancia mostró el característico comportamiento hipersensible y, ¡cómo no!, se sintió fascinado por la idea del alter ego u otro yo. Parece, pues, ya obvio que su, llamémoslo así.., afición por las niñas era una forma de ocultar y ocultarse su insuperable rechazo por la mujer. Se sentía poseído por fuerzas demoníacas e instintivamente presentía su temprana desaparición; tenía miedo al envenenamiento y a los objetos metálicos; estaba fascinado por lo mágico y lo oculto. Experimentaba alucinaciones auditivas desde los dieciocho años (y los ruidos en su cerebro se transformaban en, ¡oh!, música EXTRAORDINARIA) y meses antes de su muerte sólo articulaba sonidos y sufría convulsiones...Su enfermedad, damas y caballeros, ha sido objeto de estudio durante los últimos cien años. Se cambió el diagnóstico inicial de parálisis progresiva por el de esquizofrenia. Se habló de psicosis maníaco depresiva y de hipertonía esencial con degeneración precoz general. En fin... Quizás su cuadro pudiese circunscribirse a los característicos episodios de delirio paranoico o a reacciones paranoides relacionadas con algún acontecimiento desencadenante capaz de provocar un elevado nivel de estrés más que a una personalidad paranoica {que, obviamente, habría de privarlo desde un principio del proceso creativo (de su mano es palmario NO salieron “composiciones de locura”)}; o, también, encajar en la psicosis alucinatoria crónica, que asocia alucinaciones y delirios, sin descartar en ningún caso una predisposición genética, sabiéndose del padecimiento nervioso de su padre y que su hermana Émile se suicidó a los dieciséis años {por suicidio causado por una soriasis especialmente molesta: se desconoce si fue por ahogamiento o arrojándose desde un edificio alto; pero, a partir de este momento, el maestro tomará aversión a estar en edificios altos; y, cuando decida intentar el suicidio, ya la madurez, optará por el agua -para enturbiar más esta relación entre hermanos, se ha hablado de una pulsión incestuosa combinada con un elemento edípico-}... No dejan de ser especulaciones que los psiquiatras habrán de dilucidar..; aunque, ciertamente, su DESESPERANTE secreto lo explicaría, fácilmente, TODO..."

Mon Dieu!; ma iaia, a.c.s., habría clamado por el PATÍBULO para él!

-"El maestro Charles-Camille Sain-Saëns, amour fou del maestro Пётр Ильич Чайковский y poseedor de un oído musical absoluto (ya de niño se dijo de él «il sait tout, mais il manque d'inexpérience»), fue un niño prodigio bastante castigado por sus padres y sus compañeros de clase por sus marcadísimas inclinaciones {«je ne suis pas homosexuel, je suis pédéraste!»; repetía engoladísimo full time desde el momento en que perdió el miedo a hacerlo} que optó por casarse a los 40 años con una joven a la que doblaba la edad y a la que explicó que no podría llevar de viaje de novios por estar "muy ocupado". La instaló en un piso de París, donde la visitó los primeros años de forma muy ocasional, llegando a tener dos hijos que murieron en extrañas circunstancias al poco tiempo de nacer. El compositor culpó a su esposa y le escribió para decirle que NUNCA más volvería a verla. Cosa que efectivamente cumplió. Unos años antes de todo esto, el siempre afligido, cabizbajo y suicida maestro Robert Schumann tuvo algo más de suerte al contraer matrimonio con quien fué una fiel y comprensiva compañera que entendió la opción sexual del alemán, pasando por alto las relaciones que éste tenía ocasionalmente con algunos amigos después de casarse como había pasado, antes de casarse, de la relación con aquel joven pianista que -on dit- le había contagiado la sífilis. ¡Ay!; habría podido tener una vida relativamente feliz si su pesimismo y catastrofismo psicótico le hubieran permitido darse cuenta de ello. Sí: hay quien diría no habría que dejar de agradecerle a la desbocada ANGUSTIA que le provocaba sentir lo que NO quería sentir aun deseándolo TANTO su MAGISTRAL obra..."

A éste, ¡vamos!, ma iaia, a.c.s., lo habría entregado sin vacilar a la mismísima Inquisición.

-"El maestro fué el sexto y último hijo de una familia que había perdido a su anterior hija a pocos días de nacer. Esta circunstancia, similar a la del maestro Salvador-Domènec-Felip-Jacint Dalí i Domènech, primer marqués de Dalí de Púbol, con su hermano homónimo, puede estar {a decir de eminentes psicoanalistas como el doctor Peter F. Ostwald que se han ocupado con perspicacia y lucidez del magistral compositor de que estamos hablando} en la raíz de la sensación de desdoblamiento, próxima a la esquizofrenia, que experimentó el maestro. Al fin y al cabo, él venía a estar viviendo dos vidas, la suya propia y la que debía haberle correspondido a su hermana Laura (esta escisión, con dos personalidades correspondientes a dos sexos, puede explicar su, para él mismo, indeseable HOMOSEXUALIDAD..."

Por supuesto. Esto ya NO hubiese podido soportarlo ma iaia, a.c.s. Insólitamente, pues, le hubiesen importado menos de un ardite los modales y se hubiese levantado hasta ostentosamente y se habría ido ipso facto con la cara de REPUGNANCIA más altiva que hubiese sido capaz de poner.

Pero yo, aquel día, NO tenía al lado a ma iaia, a.c.s. (ya llevaba mucho tiempo fallecida, sí) sino a una compañera de trabajo que me había acompañado -se lo solicité DESESPERADO- a una inexcusable conferencia sobre el maestro en la que participaban varios conferenciantes...

No, no, no..; ¡no es que yo tema ir solo a los lugares donde no tengo otro remedio que acudir! Para nada, damas y caballeros.

Pero, la conferencia era en un local del Front d'Alliberament Gai de Catalunya.

Y, ¡a donde esa gente..!, oigan.., puede ser muy incómodo ir solo.

Siempre quieren convencerte que, si no eres homofóbico (lo cual, en su opinión.., es síntoma inequívoco de homosexualidad reprimida) o ya directamente maricón (¡entonces no te dicen nada si vas solo!), es que estás en el armario.

Y ellos, ¡tan caritativos!, quieren que te liberes, que te abras...

¿Saben?; nunca hay mal que por bien no venga. Porque..; si hubiese vivido ma iaia, a.c.s., ¿CÓMO le digo yo que no la llevo conmigo a una conferencia sobre su adoradísimo magistral genio musical?; ¿eh?

¿Mi compañera de trabajo?

¡No!; ella aguantó conmigo. Ya los conoce y está acostumbrada a que no van a desaparecer ya.

Por tanto..; COURAGE y a mi lado. Sin dejarme. Una santa, sí.

Siempre, en cualquier caso, a su disposición, damas y caballeros.

Jaume de Ponts i Mateu

Última edición por Jaume de Ponts i Mateu; 27-Feb-2012 a las 14:10
Responder Citando
  #8  
Antiguo 10-Mar-2012, 19:03
Jaume de Ponts i Mateu Jaume de Ponts i Mateu está desconectado
Banned
 
Fecha de Ingreso: 03-January-2012
Ubicación: Lleida (Segrià -Catalunya/UE-)
Mensajes: 1.098
Predeterminado de su árbol genealógico...

"Robert Schumann (1810–1856), one of the most influential romantic composers, had a lifelong mental disorder, first manifesting in 1833 as a severe melancholic depressive episode, which recurred several times alternating with phases of ‘exaltation’ and increasingly also delusional ideas of being poisoned or threatened with metallic items. After a suicide attempt, Schumann was admitted to a mental asylum in Endenich near Bonn and diagnosed with ‘psychotic melancholia’. He died in Endenich without having recovered from his mental illness. Hypothetical diagnoses of Schumann’s ailments vary from progressive paralysis to hypertensive encephalopathy, with the most compelling evidence being for either schizophrenia (‘dementia praecox’; ‘ periodic catatonia’) or bipolar disorder and bipolar II disorder. Delusional ideas, ideas of reference as well as acoustic hallucinations support a diagnosis on the schizophrenic spectrum. However, the notion of Schumann having a bipolar disorder possibly with psychotic features is substantiated by the undulating course of his illness with distinct depressive and hypomanic phases as well as his recovery from single episodes with full restoration of his musical and compositional abilities. Given the still ongoing clinical debate about Schumann’s diagnosis, a more detailed analysis of his pedigree might help to elucidate the nature of his disease (...). Apart from Schumann himself, his sister Emilie experienced ‘a never-healing mental disorder, which intermittently carried traits of silent insanity as horrible sequelae of this disease’, which retrospectively can most probably be diagnosed as schizophrenia, and died by suicide at the age of 37. Also, his son Ludwig is reported to have had a severe, probably schizophreniform mental disorder, which necessitated admission to a mental asylum at the age of 28, where he lived for another 25 years without recovering from his illness. Schumann’s father Friedrich August, otherwise successful as a publisher, is described as melancholic and ‘ sensitive close to insanity’. Finally, a cousin of Schumann’s father’s died by suicide at the age of 41, probably having had an affective mental disorder. Obviously, mental disorders have segregated in Robert Schumann’s family, which strengthens the notion of either bipolar disorder or schizophrenia, rather than progressive paralysis, to underlie Schumann’s symptomatology. Given that his symptoms cannot conclusively be attributed to either schizophrenia or bipolar disorder and that in his family both psychotic and affective disorders or symptoms can be discerned, a schizophrenia–bipolar spectrum rather than a clear-cut Kraepelinian dichotomy might be proposed for mental disorders segregating in Schumann’s family. This is in line with clinical and epidemiological observations of a continuum between schizophrenia and bipolar disorder, both considered complex genetic disorders with similarly high heritability of 85–93%. Consistently, linkage studies report risk loci common for schizophrenia and bipolar disorder, particularly on chromosomes 8p22, 10p14, 13q32, 18p11, 22q11 and 6p and there is molecular genetic evidence of candidate genes influencing the disease risk of both schizophrenia and bipolar disorder: G72(DAOA)/G30 on chromosome 13q48, DISC1 at 1q42, neuregulin 1 (NRG1) at 8p21–22 and catechol-O-methyltransferase (COMT) on chromosome 22q11. Additionally, a linkage study analysing families of probands meeting criteria for schizoaffective disorder strongly supports the existence of loci that provide specific susceptibility to psychosis with both schizophrenic and bipolar features at chromosome 1q42 and possibly also at 22q11 and 19p13. Thus, given an aggregation of both affective and psychotic disorders in Robert Schumann’s family and his own symptoms with both affective and psychotic features, here schizoaffective disorder or a ‘schizoaffective spectrum phenotype’ with a major genetic susceptibility conferred by overlapping sets of genes is proposed as a differential diagnosis of Schumann’s mental disorder..." {Katharina Domschke, dixit}


Sí: un reciente número del British Journal of Psychiatry nos recuerda el genograma del maestro y su afligida estirpe... Aunque la nota es sucinta, mes amis/es, hace alarde de novedad genética: puesto que no se ha aclarado por los datos biográficos si el mal del maestro era del grupo esquizofrénico o del bipolar, se postula cómodamente entonces que correspondería al intermedio grupo esquizoafectivo. Se arguye a favor la creciente masa de estudios que encuentra base genética compartida entrambos.

Afortunadamente el árbol genealógico del maestro {cfr., v.g.: E. Bienenfeld -Archiv für Rassen, Gesellschaftsbiologie (1932)-, A. Lindner -Genealogie (1974)-} es sólo curiosidad histórica (alguien dijo que la historia era la sacralización del chisme: lo del chisme es bienvenido; lo de la sacralización me indigna), pero su frondosa y perenne floreciente música es más bien, cette éclosion!, INCONMENSURABLE arboleda que convida.

Siempre, en cualquier caso, a su disposición, damas y caballeros.

Jaume de Ponts i Mateu
Responder Citando
  #9  
Antiguo 28-Apr-2012, 07:54
Jaume de Ponts i Mateu Jaume de Ponts i Mateu está desconectado
Banned
 
Fecha de Ingreso: 03-January-2012
Ubicación: Lleida (Segrià -Catalunya/UE-)
Mensajes: 1.098
Predeterminado ¡ah!

¡Ah!; una de las circunstancias que MÁS celebro de vivir ahora en Lleida es tener cerca a un cultivadísimo grupito de schumannianos/as...

¿Saben?; conocí al ex-cuñado de mi amie antes que a ella (su abuelo paterno, a.c.s., y mi queridísimo, amadísimo, añoradísimo abuelo materno, a.c.s., eran amics de tota la vida -él, ai làs!, fué menos afortunado que mon iaio, a.c.s., y NO sobrevivió a la salvaje ESCABECHINA: en la toma fascista de Lleida, damas y caballeros, fué asesinado ¡a NAVAJAZOS y delante de los suyos! por uno -que, a pesar de ir con los triunfantes (que, como saben, ¡iban de cruzados y !), era de los que rezan, si rezan, cara a La Meca- por intentar evitar el vil saqueo de su home-)... ¡Lo que son las cosas..!; cuando éramos peques ¡siempre estaba dispuesto a hacer novillos y saltarse el Conservatori!

Aunque, en fin.., lo conseguía muchísimas menos veces de las que lo pretendía. Su madre, que estaba dispuesta a lo que fuera para que su hijo saliera músico.., dejó de acompañarle al cole personalmente cuando ya fué ineludible usara pantalones largos incluso en verano pero siempre fué INSÓLITO no le acompañara al Conservatori. Dijera él lo que dijera, bien sûr; porque, comprendan.., ¡llegó un momento en que..!

Sí, sí, sí..; es músico profesional y EXCELENTE, sí; ¡lo que no pueda conseguir una madre si se entesta en ello..!, ¿verdad?

La OSMO (o, Orquesta Sinfónica de Monzón), donde ejerce, es una agrupación orquestal constituida y promovida por el respetadísimo maestro trompetista montisonense don Sergi Guarné i Escolano y el Ayuntamiento de la capital de la comarca aragonesa del Cinca Medio a finales del año 2006 y patrocinada por generosísimas empresas privées de la zona {tiene como fin proporcionar un cauce de formación musical a jóvenes instrumentistas, aunque está compuesta a su vez de universitarios y profesionales, siendo la referencia cultural de los melómanos y del público en general en su zona geográfica y aledaños y generando así un gran estímulo para la evolución de la música por estos lares}.

La plantilla orquestal se compone de músicos de diversas poblaciones de la zona {como, ultra Monzón, Huesca, Sabiñánigo, Teruel o Alcañiz}; aunque, la formación cuenta con miembros de, v.g., Lleida (como, claro está, el ex-cuñado de mi amie y buen amigo mío), Nafarroa, La Rioja, Euzkadi, Galicia, Madrid, Castilla-León y València.

Esta formación, dirigida bajo la batuta del maestro calagurritano don Diego Miguel-Urzanqui {fué discípulo de ni más ni menos que maestros como don Antoni Ros-Marbà y doña Elizabeth Sombart}, se plantea dos períodos de trabajo; que, se desarrollan en agosto-septiembre y en las vacaciones navideñas. Durante este tiempo los miembros de la OSMO desarrollan su labor en tres fases. La primera consta de ensayos parciales con profesores específicos, posteriormente se realizan ensayos generales, y en la última etapa se planifican una serie de conciertos como muestra del trabajo realizado.

Desde hace un par de años la OSMO participa anualmente en la programación artística del Auditori Enric Granados de Lleida.

Pero sigamos, permítanme.., con el ex-cuñado de mi amie y buen amigo mío...

Se casó {con una hermana de quien fué marido de una hermana de quien fué marido de mi amie} jovencísimo y, ¡ay, aquellos tiempos!, de penalty (se decía -es decir: se algo MÁS que rumoreaba en petit comité- que había sido cosa, básicamente, de ella; que, no quería otra cosa que él y quería atarlo bien atado). NO fué bien. Ella se largó al poco tiempo con uno que había conocido y le había hecho tilín; y, él... Bueno, my dears..; de él se cuchichearon (esta vez, sí, MUY reservada y comedidamente) mazo de habladurías (algunas porteras especialmente desocupadas decían, inclementes, que, en fin.., había que comprender a la que se había largado y ; que, oigan.., ¡ciertas cosas..!). La hija (les nació niña, sí) creció en casa de sus hiper-solícitos y mega-entregadísimos abuelos paternos (donde él se trasladó a vivir tras quedarse compuesto y sin esposa y donde ha vivido hasta hace cuatro días en que su madre, ya viuda, falleció) y él, hay que decirlo alto y claro.., ha sido (y, sigue siendo) un padre INMEJORABLE.

Me lo encontré hace unas semanas con sus dos nietos pequeños {su hija se casó, tuvo una hija y se divorció; pero, volvió a ser madre de gemelos pasada la cuarentena hace siete años merced a un búlgaro emigrata (socialmente IMPRESENTABLE, no les quepa la más mínima duda) del que ya hace la tira se hartó (SÓLO puedo imaginarme una razón por la que lo aguantase el tiempo que lo aguantó, vraiment); fué, concreto.., el mediodía del domingo pasado 3 de abril en CaixaForum Lleida; habían ido, como mi amie, una amiga suya y su prole y yo, al, ¡oh, sí!, hermosísimo espectáculo de marionetas y sombras titulado "Contes al caliu de la llar de foc" y en que se escenificaban cuatro histoires de los Brüder Grimm con música, cette éclosion!, del maestro Robert Schumann.

Yo aún NO conocía a su ami {con el que, ¡por fin!, vive bajo el mismo techo}. No, no, no..; ¡NO se extrañen..! Su madre, damas y caballeros, murió sin conocer ni su existencia. Pero, según me cuenta mi amie.., la hija de su ex-cuñado y buen amigo mío, HARTA, le soltó un día face to face que NO estaba dispuesta ¡a ser parte de un provinciano remedo de "Brokeback Mountain"!; que, please!, lo de Edna Annie Proulx para las estanterías y lo del maestro 李安 (o, "Ang Lee") para las videotecas.

"They never talked about the sex, let it happen, at first only in the tent at night, then in the full daylight with the hot sun striking down, and at evening in the fire glow, quick, rough, laughing and snorting, no lack of noises, but saying not a goddamn word except once Ennis said "I'm not no queer" and Jack jumped in with "me neither. A one shot thing. Nobody's business but ours..." {en la celebérrima short story proulxiana, sí -cfr. s/. "Close Range: Wyoming Stories" (Scribner, NY, 2000)-}

Ahora viven juntos y hacen de abuelos canguros, prácticamente, full time. Están, ¡imagínense..!, ENCANTADOS. ¿La madre? ¡Por favor! FELICÍSIMA. No, no, no..; ¡no solamente por el chollo que tiene con ellos, no..!; no sean tan irónicamente malpensados/as como, por ejemplo, mi amie...

El ami del ex-cuñado de mi amie y buen amigo mío de que les estoy hablando, damas y caballeros, es, sin duda, charmant.

Y, ¡un schumanniano total y absoluto aussi!

A mí, lo confieso.., me ganó.

Y hoy, mes amis/es, ¡ha tenido un DETALLAZO!

Les cuento, les cuento... Han venido los dos a visitarme tras el desayuno. Ayer, sí, me llamaron para decirme que vendrían y me traerían algo que, SURE!, me gustaría "molt i molt"...

¡Un DVD con la sinfonía nº 4 de del maestro Robert Schumann interpretada por la OSMO (o, Orquesta Sinfónica de Monzón) en el concierto celebrado en enero de 2010 en el Auditori Enric Granados de Lleida!

"La sinfonía n.º 4 en re menor, op. 120 (...), fué completada en 1841 -es la conocida como primera versión {tiene cuatro movimientos y usa la notación italiana de los tempos: 1) Andante con moto-Allegro di molto (re menor o re mayor); 2) Romanza/Andante (la menor); 3) Scherzo/Presto (re menor); 4) Largo-Finale/Allegro vivace (re mayor)}-. El maestro la revisó profusamente en 1851 -devino en cinco movimientos que se presentan uno después del otro: 1) Ziemlich langsam-Lebhaft (re menor); 2) Romanze/Ziemlich langsam (la menor); 3) Scherzo/Lebhaft (re menor); 4) Etwas zurückhaltend-Langsam (sol menor); 5) Lebhaft (re mayor)-, y ésta es la segunda versión que fué publicada {existe una tercera versión orquestada por el maestro Gustav Mahler}. La viuda del maestro escribió posteriormente en la primera página de la partitura (tal y como se publicó en 1881 como parte de las obras completas de su marido {"Robert Schumanns Werke, Herausgegeben von Clara Schumann", publicado en Leipzig por Breitkopf und Härtel}) que la sinfonía fué apenas esbozada en 1841 y que sólo fué orquestada completamente ("vollständig instrumentiert") en 1851. Sin embargo, esto NO era cierto; y el maestro Johannes Brahms, que tenía en mucha mejor estima la primera versión, la publicó en 1891 {cfr. "Schumann: The Inner Voices of a Musical Genius" -Boston, Northeastern University Press, 1985- de Peter Ostwald} a pesar de las enérgicas objeciones de la viuda del maestro. Éste prefería la versión revisada por varias razones: además de la orquestación, revisó la estructura de la pieza de forma particularmente efectiva para enfatizar la relación de las distintas partes: así, borró el coral de metales que iniciaba el tercer movimiento y reformó las transiciones de la sección 'Lebhaft' del primer movimiento y el finale. En una carta del 3 de mayo de 1853 al maestro Johannes-Joseph-Hermann Verhulst se refería a la versión revisada como "...mejor y más efectiva..." que la versión anterior. La obra está orquestada para dos flautas, dos oboes, dos clarinetes, dos fagotes, cuatro trompas, dos trompetas, tres trombones, timbales y cuerdas..." {Wikipedia, dixit}

¡Lo había grabado el ami del ex-cuñado de mi amie y buen amigo mío especialmente para mí!

Un DETALLAZO donde los haya, ya les digo...

¡He pasado de ir a misa y !

Siempre, en cualquier caso, a su disposición.

Jaume de Ponts i Mateu

Última edición por Jaume de Ponts i Mateu; 09-May-2012 a las 12:46
Responder Citando
  #10  
Antiguo 09-May-2012, 14:03
Jaume de Ponts i Mateu Jaume de Ponts i Mateu está desconectado
Banned
 
Fecha de Ingreso: 03-January-2012
Ubicación: Lleida (Segrià -Catalunya/UE-)
Mensajes: 1.098
Predeterminado he...

He conocido muchos de los llegados en patera..; ¡el ami del ex-cuñado de mi amie y buen amigo mío NO es el primero, no..!, ¡ni muchísimo menos, bien sûr!

Pero, debo decirlo.., JAMÁS había conocido a uno que fuese un total, absoluto, entregadísimo schumanniano. Nunca te acostarás sin saber una cosa más, vraiment...

No sé cuándo ni cómo se conocieron... Mi amie (las damas..; ya se sabe, sí...) me ha explicado cosas que se dicen..; pero, no creo que fuese capaz de jurar sobre las Sagradas Escrituras de la verdadera fe (malgré NO ser ella alguien que, precisamente, sienta un respeto especial por las Sagradas Escrituras de la verdadera fe) que tales cosas son totalmente ciertas.

Supongo que las habladurías se deben, básicamente, a la diferencia de edad y físico (el ex-cuñado de mi amie y buen amigo mío tendrá, más o menos, mi edad y, para que me entiendan rapidito.., yo a su lado -¡yo..!- soy mister Universo; su ami, espectacularmente GUAPO además, SEGURO que no llega a los treinta ni de lejos), la diferencia de origo y status (el ex-cuñado de mi amie y buen amigo mío es catalán de soca-rel y de una family que siempre ha comido a manteles; su ami, en cambio, es uno que vino en patera con, ¡por supuesto!, una mano delante y otra detrás).

¿Si pienso que es CRUEL que nadie parezca fijarse en que, no sólo ambos gustan al máximo de la llamada "música clásica", sino que, encima, ambos son schumannianos a tope?

Sí, damas y caballeros: lo pienso. Y, además, lo digo.

Mais..; mi amie comenta cuando se lo digo que, bueno.., no se nace siendo schumanianno..; ¿no? ¿Desde cuándo es schumanniano el ami del ex-cuñado de mi amie y buen amigo mío?, ¿eh? Y me recuerda, incisiva, que es más fácil venderme la moto a mí que a ella cuando se trata, por ejemplo, de determinar cuánto interés NADA romántico hay en ciertas relaciones, por decirlo así.., manifiestamente DESIGUALES.

NO: a mi amie no le cae bien. ¡NO!; no es porque sea xenófoba (que, cuenten con ello.., NO lo es en lo más mínimo). Es, pura y simplemente, porque NO le cae bien. Tampoco le cae bien, pongo por caso.., el Padre Santo; que, ¡como es obvio..!, tiene de morería o similar de .

Creo que, precisamente, NO le cae bien porque, estima.., es DEMASIADO schumanniano para ser quien, a la vista está.., es.

Por lo que sé, damas y caballeros, llevan juntos mucho tiempo más del que están, ya, viviendo juntos (mi amie más de una vez me ha susurrado que, cuando empezaron, no es que el ami del ex-cuñado de mi amie y buen amigo mío fuese menor de edad, es que posiblemente no había cumplido ni los 15)... ¿No ha tenido tiempo de volverse sincero schumanniano?

¿Saben cómo miran las damas cuando quieren dar a entender a los caballeros que están en la higuera? Sí: así me mira ella cuando le digo tal.

Y, con ENORME displicencia, me silabea que, ¡por Dios bendito!, es TAN fácil agradarme a mí si me hablan de lo que gustó hablar que ¡suerte tengo que jamás he ido a ligar a lugares donde los/as clientes habituales son sin papeles que si no ligan no comen!

Yo, contra las cuerdas al respecto ya.., utilizo mi último cartucho: dejemos la hipotética felicidad del ami de lado..; ¿no ve ella, acaso, la INDISCUTIBLE felicidad de su ex-cuñado y buen amigo mío?, ¿eh?

Ella, dura, masculla que, ¡por favor!, ¿qué más puede pedir para su lecho uno que ha estado en el armario hasta hace cuatro días? En resumen: ella ni cree que el ami del ex-cuñado de mi amie y buen amigo mío sea, básicamente, homosexual.

Eso sí: NO duda que es ladinamente astuto.

Tanto como para saber casi por instinto CUÁNTO desea su ex-cuñado y buen amigo mío que su círculo lo admita como uno más.

Y, para comprender CUÁN relevante es para su ex-cuñado y buen amigo mío que alguien como yo encuentre a su ami ¡tan charmant como lo encuentro!

Yo, ¡claro está..!, le suelto varios "va, va, va..."; pero, ella NO se rinde.

Me recuerda que, aparte del piano, la colección schumanniana de su ex-cuñado y buen amigo mío es, ¡vamos..!, de lo mejorcito y más exclusivo.

Pero lo que, finalmente, parece haberle pedido a su ex-cuñado y buen amigo mío su ami es que ponga también a su nombre, aparte de su home leridano, una casa que tiene en Alpicat y las cuentas bancarias, las de plazo fijo incluidas.

Yo le contesto que, aparte que a la hija de su ex-cuñado y buen amigo mío NO parece importarle tal.., ¿no considera ella que, quizá, no ha pedido nada el ami y todo lo ha hecho su ex-cuñado y buen amigo mío motu proprio?

Entonces, damas y caballeros, es cuando ella, con cara de estar escuchando a un imbécil king size, me suelta toda una retahíla de "va, va, va..." y tal y tal...

¿Qué quieren? ¡A mí me parece tan tope charmant!

¡Hasta el ex-cuñado de mi amie y buen amigo mío me llamó hace un par de días diciéndome que su ami quería pedirme permiso para asistir a la misa que en el primer aniversario del fallecimiento de ma mare, a.c.s., va a celebrarse dentro de pocos días y, en fin.., no se atrevía!

¡No me digan que no es charmant!

Tan ZORRÓN como lo ve mi amie no lo ven ustedes.., ¿no?

Siempre, en cualquier caso, a su disposición, damas y caballeros.

Jaume de Ponts i Mateu
Responder Citando
Respuesta

Herramientas
Desplegado

Normas de Publicación
No puedes crear nuevos temas
No puedes responder mensajes
No puedes subir archivos adjuntos
No puedes editar tus mensajes

Los Códigos BB están Activado
Las Caritas están Activado
[IMG] está Activado
El Código HTML está Desactivado

Ir al Foro


La franja horaria es GMT -6. Ahora son las 03:36.


Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.8.1
Derechos de Autor ©2000 - 2017, Jelsoft Enterprises Ltd.