El Foro  

Retroceder   El Foro > Foros Temáticos > Literatura

Avisos

Respuesta
 
Herramientas Desplegado
  #11  
Antiguo 11-Dec-2011, 17:07
Avatar de Mªndrªg°rª
Mªndrªg°rª Mªndrªg°rª está desconectado
SUPER Usuario
 
Fecha de Ingreso: 10-January-2011
Ubicación: Más allá del bien y del mal
Mensajes: 13.608
Predeterminado

Ya, ya...

Ya me acorde de lo que escribió en otro tema.

touche.....
__________________


"¿Viniste solo?
No, vine con mi niño interior, mis amigos imaginarios y mis demonios internos, somos legión.
Responder Citando
  #12  
Antiguo 14-Dec-2011, 20:14
Avatar de Pantera Negra
Pantera Negra Pantera Negra está desconectado
Usuario PLUS
 
Fecha de Ingreso: 05-December-2008
Ubicación: México, D.F.
Mensajes: 365
Predeterminado Cartas de un conejo gris

14 de febrero de 2007.

Hola Adys, quiero decirte que te extraño.
Espero que todo marche bien en tu vida. Supe del
asunto del robo de la computadora de tu trabajo; y que
luego de eso tu jefe se niega a recontratar el
internet. Aunque tu debes saber que con el mismo
contrato, en caso de ser anual, puedes usar el
servicio en cualquier otra computadora.
Se conoce gente interesante, tu lo sabes bien, tanto
en esta sala como en los chats en general, o en los
foros incluso. Pero con nadie he tenido tanta
comunicación como contigo. Y es que tu forma de ser me
parece especial, peculiar, y eso es parte de lo que
extraño en tu ausencia.
Te deséo suerte y salud. Prosperidad y mucho amor;
recíproco sobre todo para quienes a su vez tu amas.
Hasta la vista.


23 de febrero de 2009.

Hola Adys. El siguiente texto estaba destinado para los foros, pero como te puedes dar cuenta, es impropio para ellos.
No se realmente cual es su función, quizá solo de desahogo. Quizá nostalgia, u otra cosa que no acabo de captar.
Saludos.
"Yo comprendo de dolor y de soledad, de que uno y otro son embriagueces del alma. Que dentro de ellos el alma clama por compartir lo que siente.
Sentir, algún poeta pedía por liberarse del demonio consciente, aquel “demonio” que hace sentir, y para algunos sufrir por sentir.
El sentir soledad hace a veces desvariar; buscar en cualquier parte la manera de saciar esa sed de cariño, de comprensión, de amor. Se mira en cualquier reflejo de belleza aquella belleza que hace falta poseer. Se busca en cualquier regazo cálido, el más próximo, un calor de amor como el que se anhela.
Sentir y desear, y no saber que hacer con lo que se siente, ni poder poseer lo que se desea; esos son los tormentos que busca evadir el poeta referido.
Las almas que así sienten y desean son bellas vistas desde fuera. Son como un felino cazando; como un halcón en el aire en pleno circo de vuelo.
Yo la escuchaba y sentía lo que ella sentía. La comprendí, pero nunca pude saciar lo que ella buscaba saciar. Nunca llené su soledad. ¿Cómo iba a llenarla a la distancia?.
Ella presentía que éramos compañeros de travesía, en el mismo mar del sentir. Me lo dijo en una canción “si he sabido amor que te vuelvo a ver, como en un desierto muriendo de sed; bajo el sol ardiente de la soledad… porque como estás yo me encuentro igual, sin poder hallar quien de de beber a mi corazón que se muere de sed…”
Se expresó, se explayó. Quiso hacerme sentir lo que ella sentía, que la comprendiese y no se que más. Yo quizá no supe hacerle entender que sentía como ella, que la entendía; que era lo que ella quería que fuese. A mi me trastocó emocionalmente. Cuando eso sucede la brújula de la cordura desvaría. Quedé en riesgo de desequilibrio en mi vida conyugal; con las ideas, los anhelos, las metas perdidos. Vulnerable, a merced del viento de la vida.
Solo que accidentes mayores, similares, añejos; me han hecho capaz de levantarme de sucesos de ese tipo. El espíritu inquieto se tuvo que ir apaciguando, después de escalar alguna cumbre; después de sentir otros sentires, de ver otros ojos y otras sonrisas. Volvió a su calma de antes, calma chicha.
Sólo de repente, cuando el día está nublado y hace mucho frío es que siento igual. El corazón es grande y lo abarca todo; el espíritu lo es más y abarca también el infinito.
Y esta consciencia, siempre ahí, cabalgando sobre el sentir; sobre lo que se es. Para darle un sentido a la vida.
Y aquella pregunta “¿Cuántas mujeres caben en el corazón de un hombre?”, sin respuesta satisfactoria si no se entiende lo que he escrito."


07 de septiembre de 2009.

--- El jue 26-feb-09, Adrys Arroyo de Tévez <adys_km@yahoo.com.mx> escribió:

> De:: Adrys Arroyo de Tévez <adys_km@yahoo.com.mx>
> Asunto: Re: Recordando a la Sra. Arroyo
> A: conejogris@yahoo.com.mx
> Fecha: jueves 26 de febrero de 2009, 10:42
> Y que?
>
> Hoy amaneciste con ganas de hacerme llorar?
>
> .•´
> `•.¸
> `*.¸.•)
> ¸.•)´
> (¯`·.·´¯) (¯`·.·´¯)
> *`·.¸(¯`·.·´¯)¸.·´
> ¤ º° ¤`·.¸.·´ ¤ °º ¤ ... ADRIS: La vida es
> bella ... ¤ °º ¤
> .•´
> `•.¸
> `*.¸.•) "El futuro
> pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños"
>
> ¸.•)´
> (.•
>
>
>
> Eleanor Rooselvet.

Hola mi muy querida y apreciada Sra. Arroyo. La verdad es que no se porque me domina este impulso de tomarla como mi confidente, siendo que somos de gustos y vidas tan disimiles.
Que a Ud. le gusta la música en ingles, la literatura extraña como esa tal Santa.
Me parece que solo tenemos afinidad por dos cosas, que son la musica de Alejandro Fernandez, y las mujeres. Dicho sea con todo respeto.
Ah, y el orgullo; el de Ud., lo reconozco, mucho mayor que el mío, o quizá solo un poco diferentes. De no ser por eso, no comprendo sus largos silencios, mas largos que los míos y mas escuetos sus instantes de conversación escrita.
Le dire que yo, por ahora, llevo perdiendo mis batallas. Aunque preferiría decir que las sigo librando. Una, la de la vida, es la que me ha orillado a trabajos estupidizantes, que de a poco van mermando mi ya de por si escasa lucidez. Sin embargo aún mi familia no pasa hambre ni carencias mayores.
Otro de los frentes de batalla, es justamente todo aquello que don Conejo Batallante escribe, y que afanaosamente busco yo de poner de relieve en esta asquerosilla sociedad que nos toca enfrentar. Baste citarle un ejemplo para que comprenda de que le hablo.
Hace algunos meses, cuando andaba en búsqueda de trabajo, opté por ocupar algo de mi tiempo libre en entablar una demanda contra la S.T.y P.S. por el delito de omisión de sus funciones, en perjuicio de la clase trabajadora y también de la clase desempleada. Busqué en la sección que si funciona y muy bien, el domicilio y teléfono de tres bufetes de abogados, especialistas en litigios contra el gobierno y sus dependencias, así como demandas laborales.
Al acudir presto a dos de ellos (los que no cobran honorarios por consultas), me topé con la cruda realidad de que era practicamente imposible ganar tal demanda, lo que automáticamente hace que el asunto deje de ser atractivo para los bufetes (luego le explico todo el razonamiento que llevó a los abogados y a un servidor a tal conclusión).
Sólo quedaba la opción de finaniciar yo mismo la demanda, cubriendo los honorarios de los abogados, a cambio de "hacer ruido" en los medios, y así iniciar mi carrera de luchador social.
Obviamente, no tuve "billullo" para lanzarme a la aventura, así que continué descorazonado mi busqueda popular de empleo, en uno de los cuales padezco ahora la famosa "curva del olvido" que va de a poco menguando mi lucidéz y todo aquello que tal curva mengua (para mayores referenecias de la curva del olvido, la verdad no se a donde remitirla, busque Ud. por sí misma).
Pero de repente brota el león que todos llevamos dentro, así como la tristeza de los días nublados que Ud. sabe tan característica mía, y de las que tomo de la una, fuerza, y de la otra inspiración. Y entonces sigo buscando caminos mejores como don Quijote aconsejó a Sancho.
Pero a veces me siento triste de a deveras, y es cuando busco refugios como el que Ud. representa para mí.
Y de aquél frente, el del amor, ese del que alguna vez Ud. y yo hablamos en nuestras respectivas vidas, créame que lo he dejado al olvido. Quedó allá parapetada un dejo de esperanza, junto a unos ratos de recuerdos de lo que fué, o mas bien dicho de aquello que fué y de lo que pudo ser. Pero ahora me ocupan mis hijos, mi trabajo estupidizante, y esta inquietud que no me deja resignar a nada. Por eso la busco, Sra. Arroyo.. por... pues no sé porqué.
¿Ud. si lo sabe?.
Responder Citando
  #13  
Antiguo 14-Dec-2011, 20:26
Avatar de Pantera Negra
Pantera Negra Pantera Negra está desconectado
Usuario PLUS
 
Fecha de Ingreso: 05-December-2008
Ubicación: México, D.F.
Mensajes: 365
Predeterminado Cartas de un conejo gris

11 de septiembre de 2009.


Ella, El

> Hoy amaneciste con ganas de hacerme llorar?
>
> .•´
> `•.¸
> `*.¸.•)
> ¸.•)´
> (¯`·.·´¯) (¯`·.·´¯)
> *`·.¸(¯`·.·´¯)¸.·´
> ¤ º° ¤`·.¸.·´ ¤ °º ¤ ... ADRYS: La vida es
> bella ... ¤ °º ¤


Hola de nuevo Sra. Arroyo.
La verdad es que nunca he apetecido hacerla llorar... bueno, quizá y sí alguna de las veces en que discutiamos. Cuando usted me dejaba hablando solo en alguna de las mesas privadas donde soliamos conversar; para irse a platicar de cosas mas entretenidas con alguno de sus múltiples amigos. Pero ni aún entonces conseguía yo hacerla llorar a Ud.
Y tanto menos pretendo hacerlo ahora. Lo que me parece que sucede, es que le recuerdo como se siente, y ambos sabemos que sentir suele hacer llorar.
Reconozco también que pareciera que no pienso en Ud., pero esa es una impresión falsa. El hecho de que no le pregunte cosas sobre lo que hace ahora, de con quien y como vive; a que ha renunciado y que ha conseguido; no significa que no me interese. Al contrario, quisiera que Ud. considere todas las preguntas posibles hechas por mí a Ud. (por ejemplo ¿a quien ama en este momento?, ¿como fué su historia con Mariana?, ¿en que culminó en caso de haber culminado?, ¿de que número calza ud.?, ¿ a que hora sale al pan?, ¿ha visto de nuevo a ese conejo gris?, ¿ha visitado el hospital o sentido vertigos ultimamente?, ¿que tipo de tanga usa?, etc. etc.)
Pero quizá y pecaría de metiche, cosa de la que Ud. en múltiples ocasiones me acusó. No soy metiche, ni quiero hacerla llorar. Cualquier cosa que asemeje eso, es pura mala interpretación suya, o falta de retórica mía.
Sepa Ud. que he escuchadoa a Alejandro Fernandez, y que los días han estado nublados y lluviosos; pero los días en que más la recuerdo a Ud. aún no han pasado, son unos especiales de cielo aborregado casi nublado, y con un viento frío soplando y despertandome de mi letargo hacia el suyo.


23 de septiembre de 2009.

No sé como te encuentres ahora, yo se que la vida da muchos giros, algunos de ellos inesperados o trágicos. Yo no quiero que lo tuyo séa trágico, quiero que se trate solo de un capricho, de esos que acostumbrabas.
Quisiera leerte de nuevo, con tus sarcasmos o tus palabras de un dulce ácido. También cuando tienes los sentimientos a flor de piel, y en la punta de los dedos y logras transmitirlos.
Quiero que me hagas recordar de nuevo, evocar esas tierras del valle de ... , el cual nunca he conocido pero que a través de ti lo he empezado a evocar. Y esos caminos solitarios, con viento frío acompañando a una solitaria mujer que va camino al trabajo, mientras un conejo gris la distrae de su mundo real solo por un momento.
Evocar también a una corredora matinal, o vespertina da igual, a la que le cuelgan y saltan unos senos juguetones mientras lucha por aferrarse a la salud y a la vida.
Yo soy y he sido el observador de esa escena, siento en ella y extraño leerla de nuevo desde tus letras hasta mi corazon.


20 de agosto de 2011.

Bueno, te preguntarás porque ese súbito renacer de la comunicación. La verdad no lo se, pero podría presentarte una hipótesis.
Donde trabajo ahora, una fábrica de plásticos, hay una muchacha que me recuerda a ti; y no digo físicamente, o de caracter tampoco, puesto que ambas cosas fueron mas subjetivas que objetivas, ¿no es cierto?.
Como ya te había escrito una vez, soy una gente que no sabe olvidar con facilidad; y por lo tanto cualquier cosa que asocie un recuerdo, pues lo trae y se me presenta fresco, porque mi memoria es buena la verdad.
Ayer te escribi por el otro correo, y ¿sabes que sucedió hoy?. Pues sucedió que esa mujer que me refrescó tu recuerdo se accidentó, se picó el antebrazo con una máquina y la llevaron a atenderse; y yo, que soy suspicáz y lleno de otros defectos mas me dije: por algo sucedió esto.
La cosa es que no se porque sucedió. Porqué sucedio lo de ella y porque te escribo ahora, si de antemano se que son cosas que voy a apartar de mi camino... sin olvidarlas por supuesto.
En resumen que la vida me muestra mis caminos, pero también me muestra otros y yo recorro casi siempre los que no son los mios. Y lo peor, que siempre dejo esos otros caminos porque no son los mios, pero ni asi acabo por recorrer los mios. ¿Que rareza de caracter, no?.
Creo que a mi si me sucedera lo de la cancion "solo le pido a Dios" de Leon Gieco... "que la reseca muerte no me encuentre; vacio y solo sin haber hecho lo suficiente". Yo siento que no he hecho nada en absoluto de lo que me toca, y esa es una razon mas para seguir nublado. O quizá sea solo la consecuencia de ese estado.
En fin, mañana será un día diferente al de hoy; y nosotros, los de ahora, seremos diferentes a los nostoros de mañana.
Tu dijiste que uno ve lo que quiere ver. Pero hay veces que uno no quiere ver nada en absoluto; y eso es cierto y tu lo sabes por experiencia.


01 de octubre de 2011.

El otoño llegó hace unos días; pero los dias calurosos aún hablaban del verano, hasta hoy.
Al salir del trabajo me recibió un cielo nublado, y un aire fresco lleno de nostalgia. Nostalgia de ti, de tu recuerdo; de aquel mes de septiembre de 2006. Cuando aun fuí capáz de creer en la magia de algo parecido al amor, sino es que del amor mismo, aquel que condené a la muerte. Porque no fuiste vos quien lo dijo, sino yo.
El amor es algo tan subjetivo e inaprehensible, tan indefinible y quizá tan relativo. No hace mucho (a decir verdad sí, hace mucho) he venido pensando en escribir una reflexión sobre como debe ser la mujer que despierta el amor, mi amor en éste caso; es decir en describir a mi musa.
Evidentemente traté de empezar a elaborar mentalmente el boceto de tal disertación, poniendo a élla, Susy, como modelo de lo que habría de crear.
Entonces me di cuenta que no es la persona lo que uno puede amar, sino otras cosas; "eso es estar y vivir enamorado del amor" pueden decir los doctos en la materia, yo no soy capáz de saber si tienen o no razón.
Lo que si entiendo y siento, es que una mujer como tú ha sabido llegar hasta esa parte del alma donde habita el amor; y aquí no me atrevo a usar frases hechas como "el amor de mi vida"; "mi primer y único amor", mi "gran segundo amor". Todo eso son sólo etiquetas que restringen, como los conceptos.
Lo peculiar de ti, es que supiste entrar en mi alma triste, y entenderla. Eso fué suficiente para hacerte única; hasta hoy.
Mi alma no te olvida, y dudo que lo haga por mucho mas tiempo aún.
Te recuerdo en esta tarde gris, y te extraño. El viento fresco me revive, y revive los recuerdos; una tarde fiel reflejo de un alma, que sin añorar el sol que tu pretendias ser, mira complacida que eras también nubes y tristeza; comunión sin adjetivos.
Responder Citando
  #14  
Antiguo 14-Dec-2011, 20:38
Avatar de Pantera Negra
Pantera Negra Pantera Negra está desconectado
Usuario PLUS
 
Fecha de Ingreso: 05-December-2008
Ubicación: México, D.F.
Mensajes: 365
Predeterminado Cartas de un conejo gris

18 de noviembre de 2011.

Quisiera creer que estas bien, pero tu ausencia tan larga me hace pensar que no es así. Quiero creer que uno de esos vértigos no te devoró como torbellino de sombra, que tu eres mas fuerte y luminosa, incapáz de nublarte. Por esa fe escribo.
Pero también escribo para mi, porque estos mensajes quedan guardados como testimonio para no se qué, y sólo para mi supongo; aunque apenas hace unos dias yahoo me notificó que mi cuenta había sido interceptada, por lo menos eso sospechan ellos; y que debía cambiar mi contraseña.
Pero, ¿que importa en realidad no?. Si yo no soy este, y si lo soy, lo soy desde un anonimato medroso. Y tu dijiste no ser la que parecias ser, sino que sólo eras el reflejo de lo que yo quería que fueses. Asi pues, que importan las intercepciones, ¿no?.
¿Recuerdas que te conté de una mujer que me reccordaba a ti?. Es Lety y es una chica sencilla, pero a la vez compleja; como lo serán supongo las gentes nacidas del sufrimiento (si, como tu exactamente).
Ella ahora me está absorviendo la atención, y me está robando de a poco espacio en este viejo corazón. ¿Recuerdas que alguna vez te pregunté, sobre cuantas mujeres pueden caber en el corazón de un hombre sensible?. Hay corazones de múltiples moradas, y otros de solo unas cuantas; el mío es de estos ultimos y jamás dejo a mis huespedes. Como buen anfitrión, doy todo por ellos a cambio solo de la moneda del dolor y la soledad.
Supongo que este ultimo párrafo será la definición del verso aquel de Benedetti "un alma triste".
Quizá mi concepto personal e inconsciente del amor, es sólo el sencillo huir de la soledad; pero de la soledad del alma. Pero, de ser así, ¿porqué entonces hago huir a todas esas personas curiosas de descifrar mi misterio?. ¿Es que acaso es mayor la condena de un alma triste, que la sed de ver brillar y sentir calentar tibios soles de belleza?.
Tu Adys, una de mis huespedes perennes; quien suele sentarse muda a escuchar soliloquios nocturnos; mientras yo sólo descifro entre la penumbra el contorno de tu pecho hermoso. Un fantasma condenado a no poder tocar ya mas nada.


23 de noviembre de 2011.

Sigo sin recibir noticias tuyas, sin saber como estás y que es de tu vida. Sobre todo sin saber si estas bien, que es lo que deseo.
Te contaba de esta niña, Lety; que me recuerda a tí.
Y sí, la verdad es que si me he enamorado de ella; pero el amor a esta edad ya no es igual, aunque en muchos aspectos pareciera serlo. Como si entre todas las partes del cuerpo o del individuo íntegro, la mente es la que menos percibe el paso del tiempo, ¿que contradictorio, no?. Porque el tiempo es puro asunto de percepción, y la mente es justamente la que registra todas las percepciones.
Es una mujercita sencilla, simple, trabajadora y algo golpeada por la vida. Tiene un hijo de 10 años, con quien no vive pues lo tiene su suegra, pero el fin de semana integro se lo dedica a él. Es un mujer directa, algo lastimada por el continuo estar realizando labores de fábrica en jornadas frecuentes de 12 horas al día; y me refiero a lastimaduras emocionales mas que físicas.
Recién me contó que anda de novia con el almacenista de la empresa vecina; además yo la he visto charlar animadamente con compañeros de trabajo, jovenes de 18 años. No tiene muchas pretensiones, es sencilla y simple. Pero es bonita en muchos otros aspectos, en esa manera de entregarse a la vida, al trabajo, a su hijo, a su madre, a sus amigas y amigos.
La gente de emociones complicadas, como yo, se siente atraída por gente como ella (y como tu); y es cuando la mente juega malas pasadas, haciendo creer a uno que es el de antes. Pero el espejo dice otra cosa, y la familia y los compromisos de un hombre de 45 que tu ya conoces; por todo lo que una vez charlamos sinceramente (aunque tu me hayas acusado de lo contrario).
Ella va para los treinta años (sí, tal como tu recién que nos conocimos; cuando hablabas de festejar tus 15 años dobles). Supongo que esa será la edad mas plena de la mujer; y yo con la inevitable experiencia lo leo de Inmediato. Así que además de experto, soy hambriento de belleza y de todo aquello que puede ofrecer una mujer plena, supongo.
Y entre todo esto, hoy como ayer y como antes espero lo recuerdes, sigo cuestionando al amor. No se si ser y hacer las cosas de otro modo; por ejemplo como canta Arjona "cuando fue la última vez que se te escapo el amor, por no dejarlo libre" o algo así. Y entonces dejarme consumir por ese fuego pasional, sin perder la razón y sin dejarme consumir del todo.
O huir del fuego, como fue contigo.
O apartarme y sufrir, que es casi lo mismo que lo anterior; pero con la diferencia... no, creo que no hay diferencia alguna. Apartarse a esperar que pase, como lo he hecho dos o tres veces antes. Solo que con la edad se me va haciendo mas complicado aguantar esos dolores. Tal como se va haciendo mas dificil lograr siquiera despertar al menos una ligera brisna de amor, en la mujer deseada.
Que va. Siempre he sido sincero contigo, aunque no lo creas. No soy demasiado atractivo, menos aun ahora que antes; no tengo dinero; soy casado y con dos hijos. No soy fiestero, ni alegre. Para que seguir ¿no?.
Me pregunto si existirá la mujer que puede encontrar mi verdadera belleza, esa que para muchos ni siquiera lo es; la de un alma sensible y sedienta de muchas cosas; vinos que no se saben bebeer en la tierra, como escribía José Martí.
Y luego, si es que existe esa mujer; si será o no capáz de saltar las barreras ya descritas y al final, si será de mi interés. Porque suelo ser despiadado con quien no es de mi interés. Despiadado quiere decir indiferente, como es en la mayoría de los casos.
Alguien diría feo, pobre y delicado.
Necesito de tus palabras, Adys. Necesito beber de tu vida, para seguir alimentando la mía.


28 de noviembre de 2011.

Mientras esto escribo, escucho esa melodia de Chopin, con el título que da título a este mensaje (tristesse); ¿la has escuchado?. Podría decir ahora que es la melodía mas hermosa del mundo, por triste precisamente; pero no a todos les hes atractiva la tristeza, y por lo tanto tampoco gustarán de esa melodía.
Hoy por ejemplo, que te escribo y no estás ahí para leerlo; al menos está esa musica acompañando tu ausencia.
No puedo evitarlo, me viene a la mente solo una tragedia: que tu no estés ya mas acá, que la vida te haya negado su soplo al fin. Y entonces pienso en ir hasta allá a buscarte, frente a tu tumba si es que eso fué y es preciso. Y buscar y conocer a tu hija y que me hable de ti, si no estás ya tu misma para hacerlo.
No, por supuesto que no lo hare, tu me conoces. Uno es lo que es casi por siempre; y esta gente odiosa como yo que no se atreve a seguir un sueño, en nombre de nada. Ni siquiera en el nombre del amor, de la tristeza o del dolor de estarse consumiendo en pasiones arrebatadas.
Por cierto, esta tarde fue una tarde gris. Recuerda que en tardes así yo debería estar mas vivo que nunca en el escaso recuerdo que puedas tener tu de mi. Sí, soy un conejo gris. Soy un hombre sin rostro que al menos por un instante despertó alguna ilusión, y espero que también un momento de belleza sensible en tu vida.
Una divina ilusión. Ese es el nombre que tomó la melodía referida al volverse canción. Un sueño fué que no se realizó.
Un beso hasta donde estés, Adys. Mi Adys.
Responder Citando
  #15  
Antiguo 14-Dec-2011, 20:49
Avatar de Pantera Negra
Pantera Negra Pantera Negra está desconectado
Usuario PLUS
 
Fecha de Ingreso: 05-December-2008
Ubicación: México, D.F.
Mensajes: 365
Predeterminado Cartas de un conejo gris

02 de diciembre de 2011.

El amor es una locura, y se alimenta de locuras; ese es el secreto para que no muera. Es el secreto de su eterna juventud.
Luego entonces, cuando uno se casa y se compromete; el compromiso mismo y las responsabilidades que van llegando, hacen tantear cuidadosamente el camino por andar; y por último se abandonan las locuras por lo riesgosas que pueden ser para la estabilidad matrimonial.
Y entonces, alguien que jamás ha cometido locuras amorosas, como lo soy yo ¿no es natural que anhele la locura del amor?. Porque la gente suele anhelar lo que no tiene, aquello de lo que carece.
Hay gente, como tu Adys, que por el contario empezó su vida con ciertas locuras; y al final se sometió ante aquello que las reprime, es decir la vida familiar y matrimonial. Pero tu me dijiste al final que habias vuelto a ellas, o quizá lo dijiste desde antes con tus misteriosas visitas a una mujer DeFeña.
Quizá tu eras aquello de lo que me acusabas, la insinceridad. Todo es posible. Aunque en el fondo yo presiento que no fué así, porque yo creí y creo aun en ti.
Cada vez se me antoja mas hacer locuras, en la desesperada búsqueda de la locura del amor. Y es contradictorio, porque conforme pasa el tiempo debería irse asosegando el espíritu ¿no?.
¿Te parece que sólo en la locura es cuando cobran vida los fantasmas?. A mi cada vez mas me parece que así es.


07 de diciembre de 2001.

Ese bello camino. El único, el del amor.
Tu recorrías uno, y te saltó un conejo gris que pretendía llamar tu atención; pero luego huraño se apartó de él. Tú asociaste ideas, por ello me contaste el suceso, con el íntimo y secreto afán que hubiese sido yo un nahual poético.
¿Quien asegura que no?, que las trasmutaciones y el apersonamiento ¿no pueden ser milagros del amor?.
Pero para mí, hoy lo sé, el amor es auténticamente triste. Porque el amor es el reflejo del alma del amante. Y tu eres exactamente como yo en ese aspecto.
Somos seres que encontramos la belleza en la tristeza, ese único lugar donde para nosotros habita el amor.


10 de diciembnre de 2011.

Hola Adys.
Tengo en mi lista de pendientes, en cuanto tenga dinero y fortuna, acudir a el valle de... a buscar tu huella, a seguirla y llegar a ti. Porque es la única manera en que puede tener algo de certeza la incertidumbre.
¿Te conté añguna vez que te estuve haciendo un dibujo?, y que quedó inconcluoso por muchas razones y a la fecha sigue así. Los antecedentes de esto (y apenas me doy cuenta de ello, quiero que lo sepas, porque ahora estoy haciendo otro para Lety), se remontan a mi infancia, pre adolescencia y adolecencia. Pero no quiero ser extenso en la descripción, en este caso solo lo voy a resumir en una frase sentenciosa. Que cuando el alma esta cautiva en la rutina, en la subordinación o con algun otro tipo de cadenas; esa alma busca entonces ventanas para volar. Y el dibujo lo fué para mi alma, una via de escape por mucho tiempo.
Luego, a través del dibujo aprendí a demostrar amor; o por lo menos a dejar una pequeña constancia de el. Entonces, si aquél dibujo era tuyo, debo entregártelo porque ese es su único sitio. Así que una vez que sepa que iré a buscarte, lo concluiré antes; para dejarlo terminado en tus manos... o en las de Brisa.


10 de diciembre de 2011.

Estos dias en que estuve haciendo el dibujo para Lety, me di cuenta que fué esa actividad como una válvula de escape; que el dibujo cumple en mi una función como el verso para José Martí.
Y mira, te copio su verso sencillo, creo que es el número 64:

Vierte, corazón, tu pena
Donde no se llegue a ver,
Por soberbia, y por no ser
Motivo de pena ajena.

Yo te quiero, verso amigo,
Porque cuando siento el pecho
Ya muy cargado y deshecho,
Parto la carga contigo.

Tú me sufres, tú aposentas
En tu regazo amoroso,
Todo mi amor doloroso,
Todas mis ansias y afrentas.

Tú, porque yo pueda en calma
Amar y hacer bien, consientes
En enturbiar tus corrientes
Con cuanto me agobia el alma.

Tú, porque yo cruce fiero
La tierra, y sin odio, y puro,
Te arrastras, pálido y duro,
Mi amoroso compañero.

Mi vida así se encamina
Al cielo limpia y serena,
Y tú me cargas mi pena
Con tu paciencia divina.

Y porque mi cruel costumbre
De echarme en ti se desvía
De tu dichosa armonía
Y natural mansedumbre;

Porque mis penas arrojo
Sobre tu seno, y lo azotan,
Y tu corriente alborotan,
Y acá lívido, allá rojo,

Blanco allá como la muerte,
Ora arremetes y ruges,
Ora con el peso crujes
De un dolor más que tú fuerte,

¿Habré, como me aconseja
Un corazón mal nacido,
De dejar en el olvido
A aquel que nunca me deja?

¡Verso, nos hablan de un Dios
Adonde van los difuntos:
Verso, o nos condenan juntos,
O nos salvamos los dos!

Y recordé que aquél dibujo que te estuve haciendo, me ayudó justamente a descargar el agobio que oprimía entonces mi pecho; esa pasión que ya no cabía dentro de mi.
Sólo así pude ir desalojándote un poco, que fueras dejando de ocupar todo el tiempo mi mente y mi voluntad. Fué eso, el dibujo y la escalada a..., lo que dejaron que mi espíritu se recordara de la libertad.
Sin embargo, eso no creo que signifique que la pasión amorosa sea una cadena para el alma. Es sólo un páramo extraño por donde ella, el alma, no está acostumbrada a volar.
Y es que el alma, supongo, no está hecha para ser triste por siempre.
Pero que alma tan necia, de volver siempre a volar por cielos grises, por habitats de tristeza y de soledad; bebiendo copas de melancolía que tienen un amargo que no puede dejar de beber; una y otra vez. Porque igual es un elixir no terrenal.


13 de diciembre de 2011.

No puede ser, que uno se condene a repasar lo vivido; tanto más si no hay una razón válida para que así sea.
Esta mujer, Lety; como se ha metido en mi corazón; y como ha desplazado tu recuerdo. Tal como tu desplazaste otros, y a aquellos otros mas.
Pero dentro de ese fuego que me consumía, de esa tristeza profunda, de esos celos arrebatados y de esa ira que nace de la nada, de suspicacias inexitentes; de irrealidades y de sueños falsos; dentro de todo eso cobré razón para preguntarme a mi mismo, frente a ella, ¿porqué?.
La vi, la examiné, la cuestioné mudo; y no encontré una razón de porque esa mujer en particular pudo despertar ese fuego que me abraza. Y bueno, quizá sea cosa de química animal, feromonas o que se yo que diablos; porque igual atrapa otras voluntades. Pero mi espíritu inquieto, y mi razón alerta y observante buscan razones; tengo que encontrarlas para poder dejar de ser consumido; vamos, ya lo he sido tantas veces que el fuego ya no debería inflamarme.
Es una mujer no muy bella, si con pechos grandes; y con unos modos de niña inocente. Apárentemente desinteresada de todo; que cobra confianza con quien sea, sin importar la edad o la condición. Ahí está la primera pista, que ese trato me devolvió de súbito a la juventud en extinción.
Yo paso, repaso cada ocasión que mi corazón se engaña con estas ilusiones; con mi buena memoria recuerdo las etapas, las consecuencias, los discursos y las justificaciones; trato de recordar las moralejas. Trato de recordar los métodos de liberación, y el vacío del "si tan solo hubiera...". Y sí, esos recuerdos de vacío y tristeza, me parece que son los que provocan las recaídas, justo por tratar de huir de ellos acaba uno corriendo a sus brazos. Esa es la segunda pista.
Por ahora, con estas dos pistas trataré de recobrar la lucidéz; misma que obviamente no quiero recuperar, puesto que he buscado esta locura con tanto afán. Y si logro salir de ella, el miedo me hará volver a otra, supongo.
Genio y figura, que se niegan a llegar así a la sepultura que ya no promete esperanza de nada.
Hoy sí, Adys; hoy si deséo salir de estas nubes que me han deprimido como no había imaginado que pudiese volver a suceder.
Hoy si quiero soles, pero no de los que abrazan hasta la extinción. Quiero sólo uno que me de el calor suficiente para revivir.
Responder Citando
  #16  
Antiguo 17-Dec-2011, 21:22
Avatar de Pantera Negra
Pantera Negra Pantera Negra está desconectado
Usuario PLUS
 
Fecha de Ingreso: 05-December-2008
Ubicación: México, D.F.
Mensajes: 365
Predeterminado Cartas de un conejo gris

17 de diciembre de 2011.

No puede faltar, en este día también gris y con viento gélido, que me dirija a ti Adys para compartir esta soledad llena de un nada amargo y divino.
Salí del momento depresivo del 13 de este mes, y al día siguiente en el trabajo me sentí menos opreso por la fascinación que Lety ejercía en mi ser. Supongo que es la consecuencia natural de las catarsis, del tipo que sean.
Ese día aún tuve que dar un paso doloroso, porque como en otras ocasiones el dolor del amor me vuelve hostil, incluso para con la persona que ocasiona ese amor tormentoso; así que estuve mudo y distante con Lety y con todo mundo (en realidad, nada raro, puesto que ese suele ser mi estado natural).
Sólo que a Ella le tocó estar en el almacén externo, prácticamenteb a solas y a donde yo puedo acudir, practicamente también, ilimitadas veces, dada la naturaleza de mi trabajo.
En mi sitio; solitario porque eso también es parte de la naturaleza de mi trabajo y una razón de porqué no me desagrada estar ahí, daba vueltas en un pequeño pasillo casi en penumbras, resistiéndome a ir allá y mostrar mi cara de sufrimiento; no iba a darle ese gusto.
Pero al fin me dije, "¿y porqué no?. Si mil veces he pensado que lo que sea, lo bueno y lo malo, tiene uno que salir y afrontarlo cara a cara. Y si aquí me estoy consumiendo sin saber por que clase de fuego, mejor ve allá y enfrenta el fuego".
Paréntesis literario, quizá fué el viejo quien me lo recordó y no fui yo quien lo dijo; sí, el viejo en el mar, que se dijo (en realidad a él se lo dijo Heminway) "no pienses viejo, y dale el pecho a la cosa cuando venga".
El asunto es que fuí y terminé parado frente a ella, observándola sin decir nada. "Hola Bruno" me dijo. Y entonces de súbito la volví ver como un ser humano normal, como lo que es; ya no revestida de fantasías. Y conversamos como personas normales.
A estas alturas Adys, ya habrás dádote cuenta que estoy loco. Que soy quizá como el personaje aquél de Mel Gibson, en su película de título en español "El castor". Y que requiero de mi propio muñeco de guiñol para recobrar el contacto con la normalidad. Ya te he hablado de ese conejo batallante, que en mas de una ocasión ha ido a recoger los despojos mios en cualquier páramo gris. Y quien no tarda en venir a recoger estos otros despojos.
No, aún no estoy curado. No recuerdo el final de esta película que acabo de mencionar; quizá no me conviene hacerlo; puesto que debería hacerlo con mi buena memoria, ¿no crees?.
Quiero decirte Adys que mi matrimonio está de nuevo en crisis, por este caracter mio que se desploma en los inviernos y en los dias grises. Yo se que me voy a levantar; aún no se cuantas veces mas, pero por esta lo voy a hacer.
Esta noche quizá reviva a todos mis fantasmas, para cuestionarlos y amanecer mas sabio. Al menos es una buena intención; o lo sería si supíese para que quiero ser mas sabio en esos menesteres. Ah, cuanto agradecería que contestes algo y acabes con esta locura.
Tu también revivirás hoy.
Responder Citando
  #17  
Antiguo 18-Dec-2011, 19:58
Avatar de Mªndrªg°rª
Mªndrªg°rª Mªndrªg°rª está desconectado
SUPER Usuario
 
Fecha de Ingreso: 10-January-2011
Ubicación: Más allá del bien y del mal
Mensajes: 13.608
Predeterminado


POEMA VI

¿Tú me dejas aquí o partes conmigo?
¿Estoy dentro de ti o es que me llamas?
¿Vives única en mí o encuentro el mundo en ti,
contigo?


El orden de las cosas en que te amo,
¿dónde empieza o acaba?
Ahora está el silencio aposentado
en la rosa del aire
y un árbol cerca trina entre los pájaros
para sombrar tu sueño, ¿ o es mi sueño?

¿Es esta una prisión o acaso el vasto cielo
empieza aquí donde tus pies
tocan juntos la tierra, o es la luna?

De pronto entro en la luz que ya habito
y mis ojos se encuentran con tu frente.

Busco salir de ti y te llevo dentro
de mí, sin encontrarte.
Sin cómo, dónde o cuándo

Ciego en la luz con mi mirada abierta
a tanta multitud de ti que ando
extraviado en la noche en la mitad del día.

ISAAC FELIPE AZOFEIFA
__________________


"¿Viniste solo?
No, vine con mi niño interior, mis amigos imaginarios y mis demonios internos, somos legión.
Responder Citando
  #18  
Antiguo 20-Dec-2011, 15:33
Avatar de Mªndrªg°rª
Mªndrªg°rª Mªndrªg°rª está desconectado
SUPER Usuario
 
Fecha de Ingreso: 10-January-2011
Ubicación: Más allá del bien y del mal
Mensajes: 13.608
Predeterminado

__________________


"¿Viniste solo?
No, vine con mi niño interior, mis amigos imaginarios y mis demonios internos, somos legión.
Responder Citando
  #19  
Antiguo 22-Dec-2011, 21:32
Avatar de Pantera Negra
Pantera Negra Pantera Negra está desconectado
Usuario PLUS
 
Fecha de Ingreso: 05-December-2008
Ubicación: México, D.F.
Mensajes: 365
Predeterminado Cartas de un conejo gris

22 de diciembre de 2011.

Estuve intentando resucitarlos a todos ellos, pero se resitían a venir.
No tardo en organizar otra escalada a... porque mi espíritu está trémulo, pasmado; agobiado por cadenas invisibles pero certeras. Mi muñequito de guiñol tomó sus vacaciones decembrinas, y me ha dejado solo de nuevo con este conmigo mismo; de tal froma que tengo que hurgar en él para sacar eso que vive dentro de nosotros y no nos deja morir; un instinto de supervivencia en automático.
Hasta la inspiración se ma ha ido; ni la tristeza me quiere dictar palabras tampoco. Esto es mucho peor, es la nada; uno de los mas terroríficos enemigos del ser conciente y del ser sentimental.
Solo que el mayor de los Yos, es un ser difícil de matar. ¿Porqué el tuyo te abandonó, Adys?.
Responder Citando
  #20  
Antiguo 24-Dec-2011, 19:00
Avatar de Mªndrªg°rª
Mªndrªg°rª Mªndrªg°rª está desconectado
SUPER Usuario
 
Fecha de Ingreso: 10-January-2011
Ubicación: Más allá del bien y del mal
Mensajes: 13.608
Predeterminado


INSOMNIO

Soy el náufrago, madre, y te llamo en la noche,
desolado, en el firme marchar hacia la muerte,
y de golpe me asalta la ternura infinita
de los primeros años. Y necesito saber que te hallas
cerca, que tu lámpara vela, puntual, cerca de mi.

Necesito tu vaso para la mala sombra de las pesadillas,
tu báculo de nogal para el descenso de los sueños
absurdos tu desencantada sonrisa y tus manos sobre mis cabellos.

Desolado, desde la mala noche, rompo mis puños en puertas infinitas
y llamo, y nadie me abre.
Madre: dame la llave de tus alacenas,
soy un hombre perdido bajo la lluvia gris:
enciende la cerilla más tenue para que yo camine

atraviesan la sombra, desde los pórticos del alba,
la novia y su pañuelo de azafrán y nácar,
la querida con sus besos impuros,
todas las esperanzas y todos los fracasos,
todos los malabares y los equilibrios en la cuerda floja.

Vuelve el hombre, desde su madurez de su poderío,
hasta la comarca en que lloraba solo bajo la noche inmensa,
y vuelven a soltarse los mastines y a derramarse el vino de los odres,
y a señalar con los índices al niño desvalido:
“He aquí al que come los panes del lamento y la angustia.”
Madre: un oscuro terror, una cierta sensación de culpa
hay en este hombre ciego que empuña las aldabas
de las casas sin dueño, en su erranza en la Noche.

RAFAEL DIAZ ICAZA
__________________


"¿Viniste solo?
No, vine con mi niño interior, mis amigos imaginarios y mis demonios internos, somos legión.
Responder Citando
Respuesta

Herramientas
Desplegado

Normas de Publicación
No puedes crear nuevos temas
No puedes responder mensajes
No puedes subir archivos adjuntos
No puedes editar tus mensajes

Los Códigos BB están Activado
Las Caritas están Activado
[IMG] está Activado
El Código HTML está Desactivado

Ir al Foro


La franja horaria es GMT -6. Ahora son las 05:25.


Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.8.1
Derechos de Autor ©2000 - 2019, Jelsoft Enterprises Ltd.