El Foro  

Retroceder   El Foro > Foros Temáticos > Historia

Avisos

Respuesta
 
Herramientas Desplegado
  #1  
Antiguo 06-Jul-2017, 20:02
Kevlin Kevlin está desconectado
Usuario PLUS
 
Fecha de Ingreso: 01-July-2017
Ubicación: Buenos Aires
Mensajes: 544
Exclamation EL EXODO, ¿historia real o mito...?





El Éxodo, según la tradicional explicación de las escrituras bíblicas judeo-cristianas, consistió en la salida de esclavos hebreos de Egipto, hecho que habría acaecido alrededor del año 1450 AC. El texto bíblico incluye el relato del nacimiento y los primeros años de la vida de Moisés, las diez plagas con que Yavé castigó al Faraón por su reticencia a permitir la salida de los israelitas, el viaje de Moisés desde Egipto hasta el Sinaí, la recepción de la Ley con sus Diez Mandamientos, los cual fueron la base del código moral de la civilización occidental.

La narración expone que través de su huida y la búsqueda de la Tierra Prometida, el judío adquiere conciencia de su unidad étnica, filosófica, cultural y religiosa por primera vez, y desde esa óptica, el Éxodo, se constituyó en la perfecta herramienta para mantener viva en la memoria del pueblo hebreo su salida de Egipto, la consiguiente liberación de la esclavitud y el relato fundacional de sí mismo como nación distinta y privilegiada entre todas las naciones de la tierra.



Asimismo, el Éxodo deja establecidas las bases de la liturgia y el culto judío, estando todo el relato dominado por la potente figura del legislador y líder, el patriarca Moisés quien da inicio a la trascendental idea del culto monoteísta luego de su encuentro con el dios que dijo llamarse Soy el que Soy, y quien los designa como su pueblo escogido, y de esta manera tenemos a un único Dios, un pueblo escogido, gobernado por un solo rey, en una Tierra Prometida, con una sola capital, Jerusalén, y un solo templo, el de Salomón...




Este es el relato oficial del Éxodo, el que ha sido conocido tradicionalmente y sin discusión por los creyentes de las tres religiones mayoritarias de la Tierra durante al menos 3000 años..

Pero he aquí que con el Éxodo se plantea un problema bastante serio: que no existió.

La afirmación es muy dura para los creyentes pero de insoslayable comprobación para quienes desde afuera de la religión procuran conocer de la manera más científica posible, la realidad histórica de los hechos.

Y así tenemos que del exhaustivo análisis de las evidencias entregadas por la Arqueología, la Historia y sus ciencias auxiliares, que no existe prueba alguna que alguno de los hechos desarrollados en el Éxodo haya ocurrido realmente, ni que existiera un pueblo esclavo en Egipto, ni que entre ellos surgiera un líder que los sacara de ese país, ni las plagas, ni los 40 años en el desierto…NADA.

Antes de continuar, advierto a quienes se interesen y participen de este hilo, que intencionalmente lo he abierto en este sector de Historia, por lo tanto el planteo y su posible discusión no debe incluir elementos religiosos, para lo cual existe otro foro específico.

Los siguientes son algunos los enlaces que pueden ser consultados:




http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%89xodo

http://www.lanacion.com.ar/775002-el...el-finkelstein

http://www.egiptologia.com/egipto-y-...r.html?start=1

https://lasteologias.wordpress.com/2...ntos-biblicos/


*
Responder Citando
  #2  
Antiguo 10-Jul-2017, 09:59
Avatar de Guanche
Guanche Guanche está desconectado
Usuario PLUS
 
Fecha de Ingreso: 21-May-2011
Ubicación: Los Valles del Tuy
Mensajes: 692
Predeterminado

Diría que hay de todo, realidad, mito, fantasía, exageración, y hasta robo de identidad y falsedad, con monatajes y plagios incluidos. Lo que lo hace fascinante.

Hoy día, la arqueologia nos dice que no hubo una invasión como la descrita, sino mas bien una revolución, muy poco tratada en la Historia, que arrasó con una zona muy grande del Mediterráneo Oriental, ya que coincide con la poco conocida entrada en escena de Los Pueblos del Mar.

En la misma época en que supuestamente entraron los hebreos a Canaán, entraron los filisteos en escena. Y en esa misma época fueron arrasados los hititas desde adentro, y cayeron también los aqueos y la grecia arcaica.

Pero lo curioso es que la arqueologia, la de la cerámica, la de la cacharrería y utensilios diarios, no nos dice que hubo influencia externa, sino muy al contrario, los pobladores de esos nuevos asentamientos son los mismos PERO EN SUS CLASES BAJAS.
Es decir, aparentemente en una amplia zona hubo una Revolución estilo como hizo la Plebe en Roma cuando amenazó a los Patricios con irse de la ciudad y formar una nueva si no les daban derechos, y así surgieron los Tribunos de la Plebe.

En este caso, los siervos, los pobres, los obreros, los esclavizados, si dejaron las ciudades dominadas por una élite proegipcia (que usaba cerámica importada) y se fueron a la meseta que hoy es Cisjordania, es decir, Samaria y Judea.
La arqueología nos dice que allí había muy poca población y asentamientos, pero en un tiempo muy corto se llenó de gente y pueblos, que usaban la misma cerámica que había en las periferias de las ciudades cananeas.
El único cambio fue en las estructuras de las casas y pueblos.
Antes de esa explosión demográfica los pueblos de esa meseta eran aldeas de pastores, con las clásicas casas redondas como las antiguas de Galicia o cualquier otro pueblo pastor.
Y se efectuó un salto hacia la casa cuadrada o rectangular, mas citadina, pero con la característica de que no había palacios ni un templo central. Muy igualitarias, una especie de precomunismo, si sirve el símil.

Si no fuera por los relatos bíblicos, esa revolución hubiera sido completamente borrada, pero gracias a la llamada arqueología bíblica ha salido a la luz, aunque no bien divulgada.

Ahora, también tenemos la historia de los Hicsos, que dominaron el Delta del Nilo y también Canaán, ya que esas tierras siempre fueron muy dependientes unas de otras.
Esos hicsos fueron expulsados de Egipto.

También tenemos que saber que esa división entre Cisjordania y Transjordania (Jordania) y el norte de Arabia (la tierra de los Ismaelitas) no era como hoy, todos esos pueblos eran igualmente semitas, así como los arameos que ocuparon Siria y Mesopotamia.

Es un misterio la aparición de un nuevo ideólogo como Moisés, que pudo venir del Egipto de Akenaton (hay quien afirma que era el mismo Akenaton, expulsado de Egipto con sus seguidores), pero incluso se habla de que YHVH era el dios de los madianitas, que no ocupaban Sinai, sino las montañas al norte de La Meca.

Igual tenemos relatos sobre un pueblo marginal, similar a como fueron luego los gitanos, que no tenían reyes ni aceptaban las leyes locales, y realizaban los trabajos marginales como recoger cosechas o cuando habían obras públicas. Se les ubica desde Egipto hasta Babilonia pasando por Canaán. Eran como beduinos, o como actuales pobladores de Kuwait, Arabia y Emiratos, que no son reconocidos con nacionalidad plena, siendo apátridas.

Incluso la arqueologia no ha podido demostrar que los filisteos sean diferentes a los israelitas de la época, ya que aparecieron en la misma época en Canaán, y no se ha demostrado la tesis de que unos estaban en la Edad de Hierro y los otros en la de Bronce.
Quizás en ese tiempo de Revolución tomaron caminos separados, los filisteos en la costa y en "el camino de los egipcios" y los israelitas en la meseta de Samaria y Judea. Por lo tanto tuvieron desarrollos distintos, e inevitables enfrentamientos posteriores.
Quizás si llegaron algunos exiliados de los llamados Pueblos del Mar a Fenicia y Filistea, con tecnología naval, que bien supieron aprovechar después los fenicios con sus cedros.
La "arqueologia genética" demostró que los libaneses son los mismos fenicios, y los mismos cananeos, y los samaritanos, la población hebrea que se quedó en Samaria también. Los judíos son los mismos pero con otros aportes, especialmente de parte de la actual Turquía (no hay que olvidar que es bíblico que los judíos tenían familia y buscaban mujer en una zona del sudeste de Turquía, donde estaban los hurritas y se sabe del proselitismo judío posterior en una amplia zona)
__________________
La ausencia de evidencia no es evidencia de su ausencia
Hay dos maneras de vivir su vida: una como si nada es un milagro, la otra es como si todo es un milagro. ( Albert Einstein )
El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir. (Albert Einstein )
El azar no existe; Dios no juega a los dados. (Albert Einstein )
Si tu intención es describir la verdad, hazlo con sencillez y la elegancia déjasela al sastre. (Albert Einstein )
Responder Citando
  #3  
Antiguo 11-Jul-2017, 10:58
Kevlin Kevlin está desconectado
Usuario PLUS
 
Fecha de Ingreso: 01-July-2017
Ubicación: Buenos Aires
Mensajes: 544
Predeterminado

Solamente por leerlo a usted, amigo Guanche,vale la pena reentrar a este foro.
Excelente comentario que me confirma el alto conocimiento que posee sobre la Historia.

Lo saludo a usted muy atentamente.
Responder Citando
  #4  
Antiguo 13-Jul-2017, 11:07
Avatar de Guanche
Guanche Guanche está desconectado
Usuario PLUS
 
Fecha de Ingreso: 21-May-2011
Ubicación: Los Valles del Tuy
Mensajes: 692
Predeterminado



LOS APIRU O HABIRU

Eran un grupo humano, que es difícil definirlo como etnia, ya que no se sabe su origen, ni su religión, ni si usaban idioma común, que aparece presente en Sumeria, Acadia, Siria, Canaan, Reinos de Anatolia, como Hititas y Ugarut, y en Egipto.
Son descritos peyorativamente como marginales, nómadas, no sometidos a leyes y reinos, ladrones, salteadores, cuatreros...Pero también como siervos, esclavos, pero en numerosas ocasiones como soldados mercenarios.
Sus nombres, que aparecen en varias listas parecen ser de origen hurritas y semítico oriental, es decir no cananeos.
Por supuesto no faltan quienes los identifican con Ur de los caldeos (aunque ese sobrenombre de caldeos es muy posterior a esa época) o con la zona de los hurritas de donde procedían las esposas de los patriarcas.
Pero si da cuenta de un pueblo con estilo de vida parecido a los gitanos, u otros nómadas, bien conocido en varias naciones de su época.
__________________
La ausencia de evidencia no es evidencia de su ausencia
Hay dos maneras de vivir su vida: una como si nada es un milagro, la otra es como si todo es un milagro. ( Albert Einstein )
El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir. (Albert Einstein )
El azar no existe; Dios no juega a los dados. (Albert Einstein )
Si tu intención es describir la verdad, hazlo con sencillez y la elegancia déjasela al sastre. (Albert Einstein )

Última edición por Guanche; 13-Jul-2017 a las 11:46
Responder Citando
  #5  
Antiguo 13-Jul-2017, 12:01
Avatar de Guanche
Guanche Guanche está desconectado
Usuario PLUS
 
Fecha de Ingreso: 21-May-2011
Ubicación: Los Valles del Tuy
Mensajes: 692
Predeterminado

Los egipcios usaban también una palabra genérica para los habitantes procedentes de Asia, específicamente de Canaan y Siria, y este se podría traducir como Amu, usado incluso en nombre precediendo, como Amu- tal o cual, y son tratados de forma diferenciada a los egipcios, con diferentes profesiones, incluyendo especialidades teatrales y de circo.

Hay trabajos donde se identifican a los Amu con los Apiru (el símbolo para estos es el de pies y casa, es decir, algo como nómadas) con los Hicsos, que viene a significar algo parecido, de fuera del río, extranjeros.

Y ciertamente había población en Egipto que procedía de Oriente Medio, plenamente diferenciada y separada.
¿Son estos los hebreos?

Aunque con los hicsos hay un detalle curioso en el Éxodo. Habla de un rey en Egipto que "no conocía a José" que evidencia que la llegada de José fue anterior a esa "dinastía" y además que esos gobernantes se percataron que los "hijos de Israel eran mas numerosos" que ellos; lógicamente los israelitas, si vivían en Egipto, no podían ser mas numerosos que los egipcios, pero si podía haber un pueblo separado de los egipcios, mas numeroso que el ejército invasor que tomó el mando en Egipto, que pudo ser un ejército mercenario, quizás los hicsos.
Así que no serian los hebreos los hicsos, y ser estos los que esclavizaron o expulsaron a ese grupo asiático de Egipto.
Y como los hicsos, que gobernaron el Delta (no todo Egipto) durante aproximadamente 200 años, fueron prácticamente borrados de la historia egipcia, ese grupo humano que salio, pues también.

Todo es una maraña que se interlaza, pero es evidente que los hebreos en sus escrituras nombran muchísimo a Egipto, pero los egipcios no nombran a Israel sino una vez, y para decir que los destruyeron hasta la simiente. Pero si nombran mucho a diversos pueblos cananeos, y a los Amu y los Apiru, hasta como capturados de botín de guerra.
__________________
La ausencia de evidencia no es evidencia de su ausencia
Hay dos maneras de vivir su vida: una como si nada es un milagro, la otra es como si todo es un milagro. ( Albert Einstein )
El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir. (Albert Einstein )
El azar no existe; Dios no juega a los dados. (Albert Einstein )
Si tu intención es describir la verdad, hazlo con sencillez y la elegancia déjasela al sastre. (Albert Einstein )

Última edición por Guanche; 13-Jul-2017 a las 12:26
Responder Citando
  #6  
Antiguo 13-Jul-2017, 13:07
Avatar de Guanche
Guanche Guanche está desconectado
Usuario PLUS
 
Fecha de Ingreso: 21-May-2011
Ubicación: Los Valles del Tuy
Mensajes: 692
Predeterminado

Se puede señalar que el término "apiru" que usaban tanto los egipcios en numerosos documentos, señalan a gente "errante" pero también sirve para "refugiados", es decir, gente que se ve obligada a "cruzar fronteras", ya que es una de las traducciones, "los que cruzan la frontera".

Y realmente, la existencia de los hebreos hasta asentarse en Canaán, su "tierra prometida" (es decir, no era de ellos, pero les fue prometida en algún momento para asentarse), esta descrita en La Biblia como errantes primero, y como refugiados en Egipto, luego esclavizados y huidos o expulsados.

Tenemos también información de la llegada de "Pueblos del Mar" a Egipto y de como este les dono tierras en Canaán, dando lugar a los asentamientos de los Filisteos. Así que no es extraño que Egipto haya podido "prometer" un asentamiento en Canaán a algún pueblo nómada que haya tenido relación con ellos.
Y es muy común en la Historia los "Estados Tapón" entre dos reinos, y Canaán, y posteriormente Israel y Judea fueron los Estados Tapón de Egipto con todos los reinos asiáticos con poder, en diversas épocas.
Sólo el hecho de que un pueblo haya podido invadir Canaán y los egipcios no hayan hecho nada, dice mucho. Esa era su zona de influencia.

Luego están los amorreos, cuyo representante mas notorio fue Hamurabi, con sus leyes muy parecidas a las bíblicas. También son sospechosos de ser los orígenes de los hebreos, ya que fueron invasores de la Mesopotamia Acadia y Sumeria, desde Arabia. Y también llegaron al resto de la Media Luna.
Son sospechosos de ser los Habiru para los acadios, Apiru para los egipcios.
Y como mercenarios, con su general Hamurabi, desde Babilonia tomaron Mesopotamia.
__________________
La ausencia de evidencia no es evidencia de su ausencia
Hay dos maneras de vivir su vida: una como si nada es un milagro, la otra es como si todo es un milagro. ( Albert Einstein )
El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir. (Albert Einstein )
El azar no existe; Dios no juega a los dados. (Albert Einstein )
Si tu intención es describir la verdad, hazlo con sencillez y la elegancia déjasela al sastre. (Albert Einstein )
Responder Citando
  #7  
Antiguo 13-Jul-2017, 14:06
Avatar de Guanche
Guanche Guanche está desconectado
Usuario PLUS
 
Fecha de Ingreso: 21-May-2011
Ubicación: Los Valles del Tuy
Mensajes: 692
Predeterminado

Los Apiru son también mencionados junto a un pueblo semita llamado Sashu por los egipcios, con los que habían tenido varios encontronazos, y que posiblemente junto a los amorreos venidos del noreste, formaron los hicsos.
Ya expulsados de Egipto, quizás buscaron de retornar a sus tierras cananeas, su "tierra prometida".
También es mencionado un pueblo llamado "dananeos" entre los "Pueblos del Mar", que es tomado como la tribu de Dan.

Y lo mas interesante lo tenemos en las cartas enviadas por el gobernador de una ciudad cananea sobre el ataque de una tribu apiru, pidiendo ayuda a Akenaton.

Cita:
Un caudillo uniría esos grupos o tribus de habiru, Abdi-Ashirta y bajo su mandato sometería todo Amurru. Al sur de Amurru se situaba el reino de Gubla (Biblos), cuyo rey llamado Rib-Addi era fiel a Ajenatón e informaba al mismo sobre los progresos de Abdi-Ashirta[22]. Pero éste no quería enfrentarse a los egipcios y buscaba ser el representante de los mismo en la zona, según se desprende de EA 60, 1-9, traducido por Moran en Amarna Letters; Carta de Abdi-Ashirta a Ajenatón:
Para el rey, el Sol, mi señor: mensaje de Abdi-Ashirta, tu siervo, el polvo bajo tus pies. A los pies del rey, mi señor, caigo siete veces siete. Puesto que soy un siervo del rey y un perro de su casa, guardo Amurru entero para el rey, mi señor.
Ajenatón parece que quería evitar aumentar el peligro para los intereses egipcios en la región e hizo caso omiso de los mensajes de socorro de Rib-Addi[23], prefiriendo tener de su lado a Abdi-Ashirta en vez de provocar su alianza con el reino de Hatti[24]. Todas las ciudades cayeron bajo Abdi-Ashirta, salvo dos y la capital[25], que se libraría momentáneamente debido al fallecimiento de Abdi-Ashirta[26], pero su hijo y sucesor Aziru, junto a sus hermanos, pronto acabarían con el respiro fortuito de Gubla[27]. Siguiendo la misma política de su padre, Aziru se declaraba súbdito del rey de Egipto[28] y las cartas de socorro escritas por Rib-Addi[29] siguieron sin ser atendidas.
Para resumir solamente comentar que finalmente Aziru consiguió sus objetivos e incluso pasó un año en Egipto por requerimiento del propio Ajenatón[30], que seguramente quería asegurarse de esta forma su fidelidad, pero de poco le sirvió esto ya que tiempo después de su “liberación”, Aziru buscó la protección hitita y permaneció fiel hasta su muerte al rey Suppiluliuma.
Son quince las Cartas de Amarna que mencionan a Aziru y numerosas las que hacen referencia a los hapiru/habiru, ya sea directa o indirectamente.

https://viajesporegipto.com/egiptolo...en-hebreos.htm
En esa página se puede encontrar un buen resumen y explicación documentada sobre los apiru, habiru, hicsos, amurru, hebreos y tribus errantes, y su relación con Egipto y Canaán.
__________________
La ausencia de evidencia no es evidencia de su ausencia
Hay dos maneras de vivir su vida: una como si nada es un milagro, la otra es como si todo es un milagro. ( Albert Einstein )
El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir. (Albert Einstein )
El azar no existe; Dios no juega a los dados. (Albert Einstein )
Si tu intención es describir la verdad, hazlo con sencillez y la elegancia déjasela al sastre. (Albert Einstein )
Responder Citando
  #8  
Antiguo 13-Jul-2017, 14:17
Avatar de Guanche
Guanche Guanche está desconectado
Usuario PLUS
 
Fecha de Ingreso: 21-May-2011
Ubicación: Los Valles del Tuy
Mensajes: 692
Predeterminado

Por eso digo que el Éxodo es una mezcla de muchas historias y leyendas, que incluyen hasta alguna usurpación de identidad, para hacer suyas las historias de otros pueblos que actuaron en el mismo territorio, con los mismos fines, ocupar y establecerse en Canaán, su "tierra prometida". Y a la vez, diferenciarse de los ocupantes originales, y eso lo podría hacer también un pueblo surgido de las bases de los mismos ocupantes, para diferenciarse de las elites que se están derrocando.

La caída de Jericó no existió como tal en esa época, pero llama la atención que sus murallas hayan caído desde adentro hacia afuera.
Y otras ciudades hayan caído con complicidad interna de clases bajas.

Es un relato extraordinario, sobre todo si uno se pone a escudriñar que pudo suceder en realidad.
Quizás nunca lo sabremos exactamente.
__________________
La ausencia de evidencia no es evidencia de su ausencia
Hay dos maneras de vivir su vida: una como si nada es un milagro, la otra es como si todo es un milagro. ( Albert Einstein )
El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir. (Albert Einstein )
El azar no existe; Dios no juega a los dados. (Albert Einstein )
Si tu intención es describir la verdad, hazlo con sencillez y la elegancia déjasela al sastre. (Albert Einstein )
Responder Citando
  #9  
Antiguo 20-Jul-2017, 06:37
cesar71 cesar71 está desconectado
Banned
 
Fecha de Ingreso: 29-November-2013
Mensajes: 682
Predeterminado

No hay prueba material que demuestre en forma contundente la existencia o la inexistencia del éxodo judío.

Algunos sostienen que este éxodo y la salida de los hicsos de Egipto son el mismo hecho, pero no hay nada contundente que lo demuestre ni que lo desmienta. No hay nada claro y talvés solo hace falta mas tiempo para desenredar el asunto.

El argumento cierto de que sobre el terreno de la ruta del éxodo hasta ahora no se han encontrado restos materiales que revelen la presencia de un pueblo que estaba emigrando en masa, no es razón para concluir que el éxodo judío no existió. De la emigración en masa de los hicsos y de la emigración en masa que tuvieron los antiguos pueblos de Europa del norte hacia la región de Asia menor (invasión de los pelasgos), tampoco se han encontrado vestigios materiales que prueben su desplazamiento sobre el terreno y sin embargo casi nadie se opone fuertemente a la existencia de estos hechos.

Varias alternativas también podrían explicar esa ausencia de vestigios materiales del éxodo sin necesidad de descartarlo como hecho. Hasta ahora no hay nada claro ni contundente que descarte la posibilidad del éxodo judió porque el argumento contrario que lo niega tampoco es definitivo.

Los que creen en el éxodo lo hacen por fe y los que ante la falta de evidencias no ven nada clara su existencia o su inexistencia, lo mejor que pueden hacer es no darle tantas vueltas al asunto y no obsesionarse con lo inexplicable

Última edición por cesar71; 20-Jul-2017 a las 11:18
Responder Citando
  #10  
Antiguo 21-Jul-2017, 10:08
Avatar de Guanche
Guanche Guanche está desconectado
Usuario PLUS
 
Fecha de Ingreso: 21-May-2011
Ubicación: Los Valles del Tuy
Mensajes: 692
Predeterminado

La presencia de semitas en el Egipto faraónico esta altamente demostrada. De ahí a afirmar que era un pueblo claramente diferenciado como "Hebreos", y que esos eran los hebreos protagonistas de un episodio conocido como Éxodo, pues no se puede afirmar a plenitud.

Cita:
Carlos Ruz Saldívar (CV)
Universidad Veracruzana

Evidencia indirecta de la presencia semítica y hebrea en Egipto .
De la evidencia indirecta de la presencia semítica en Egipto, siguiendo a Hershel Shanks (), tenemos entre otras, la tumba de Aper – El, descubierta por el arqueólogo francés Alain Zivie en Saqqara, este personaje era un visir de Egipto, sólo superado por el faraón y todos parecen estar de acuerdo que este es un nombre semítico, el equivalente del hebreo Abed-El, el siervo de Dios, lo que permite suponer que una persona de origen semítico, quizás hebreo, ocupó un alto rango en Egipto solo después de Faraón, Aper-El fue primer ministro o visir en la época de Amenofis III y Akhenaton, alrededor de los años 1386 – 1350 a.e.c. y 1350 al 1334 a.e.c. respectivamente , ¿alguna similitud con el Iosef hebreo?, no se puede ser contundente con esta afirmación, sobre todo por las fechas en que se encuentran señalados los periodos de los faraones, ya que no coinciden con la salida de Egipto y los 430 años de residencia, empero permite suponer, que no solo existieron pueblos semíticos en Egipto, sino además, que llegaron a ocupar cargos importantes.
Sarna y Shanks nos ofrecen otras evidencias indirectas (Sarna & Shanks, 2011, págs. 41-42), ya que existe una pintura en las paredes de la tumba del visir Rekhmire del siglo 15 a.e.c., que muestra a esclavos semitas haciendo ladrillos en Tebas, lo que coincide grandemente con la narrativa bíblica, aunque debo reconocer que no podemos asegurar que sean hebreos, pero sí es un indicio que podemos suponer, ya que precisamente la fabricación de ladrillos, es señalado en la Torah como impuesta a los hebreos durante la esclavitud. Además los mismos investigadores recién citados, nos dicen, que en el segundo milenio a.e.c., hay una considerable evidencia de esclavos asiáticos en Egipto, una de ellas es un papiro con una lista de más de 40 mujeres esclavas con nombres semíticos, uno de esos nombres es el de Shiphrah, el mismo nombre de una de las mujeres parteras, que Faraón mandó llamar, para reclamarles que no habían obedecido su orden de matar a los niños hebreos recién nacidos, que podemos leer en el libro de éxodo capítulo 1, versículos: 15 – 18; aclarando que no se quiere decir, que sea la misma persona de la narrativa del éxodo, simplemente se señala la coincidencia de los nombres, lo que permite identificar de manera indirecta, la presencia hebrea en el antiguo Egipto.
Por su parte, el profesor James Hoffmeier de la Trinity International University () en sus informes de las excavaciones arqueológicas, así como los trabajos geológicos en el Sinaí, el intercambio de imágenes de la iconografía egipcia y las inscripciones, planos y demás material encontrado, coincide en el hecho de que no hay evidencia arqueológica directa para apoyar a la tradición del éxodo, sin embargo, si hay material de referencia importante que permite, inferir la presencia hebrea en Egipto. Pero no en papiros, salvo la lista de esclavas mencionada en el párrafo anterior, ya que el carácter húmedo de la tierra del delta del Nilo, donde podrían haber estado los hebreos, no permite sobrevivir a los papiros, para ello pone como ejemplo, los trabajos de exploración por más de 35 años en la antigua Avaris, capital de los hiksos, del Profesor Manfred Bietak de la Universidad de Viena, suerte similar ha tenido en 25 años Edgar Pusch en Pi – Ramsés, quizás la Ramsés del Éxodo, por lo que a falta de referencias en papiros, debemos fijarnos en las inscripciones en piedra como referencia indirecta. James Hoffmeier, también resalta el hecho de que la tradición histórica egipcia, difícilmente narraría un acontecimiento como el éxodo, ya que las inscripciones reales que se encuentran en las estelas y los templos no son los informes negativos sobre el Faraón y sus ejércitos, al contrario, siempre nos hablan de sus triunfos y actos de valor, e incluso distorsionan los acontecimientos, como el desastre del ejército egipcio cerca de Ramsés II en la batalla de Kadesh, por lo que para Hoffmeier, nadie va a encontrar una estela que conmemore la humillación de Faraón a manos de los hebreos. Sin embargo la presencia semítica sí es demostrable, Hoffmeier apoya su tesis en el famoso asiriólogo Jean Bottero, quien señala lo siguiente: En las fronteras del Delta, desde tiempo inmemorial, los grupos pequeños de estos bedawin [beduinos] vino a pastorear sus rebaños, tentado por la proximidad de un mejor pastoreo y el botín posible. Este testimonio se apoya en la literatura egipcia, en un sabio, Neferti, que vivió alrededor del 1900 a.e.c., quién se lamentaba el hecho de que la gente de habla semítica se había infiltrado en el Delta del Nilo.
Siguiendo las evidencias de presencia semítica en Egipto, tenemos el Papiro Anastasi, que corresponde al faraón Merneptah entre los años 1213-1203 a.e.c., que contiene un informe de una fortaleza fronteriza en la región de Wadi Tumilat, donde a una tribu de beduinos edomitas, se les permitió pasar por agua con sus rebaños, a la fortaleza de Merneptah-hetep -hir-Maat, que está en Tjeku (Sucot). La evidencia reseñada, tanto en los textos como en la pruebas arqueológicas, demuestran que era relativamente habitual que los pastores de las zonas donde habitaban semitas, acudieran a Egipto en busca de agua durante las sequías; apoya a la historia el hecho de que existen tumbas con artefactos cananeos en el Delta y el Tumilat Wadi y en más de la mitad de una docena de sitios. Algunos de estos restos pertenecían a estos pastores, mientras que otros pueden ser atribuidos a los pueblos de habla semítica, que se establecieron en Egipto, algunos de los cuales se identificó con los hiksos, que gobernaron Egipto desde su capital en Avaris por lo menos durante un siglo, entre el 1650 al 1540 a.e.c., de los cuales nos ocuparemos en mencionar nuevamente más adelante.
Otra evidencia indirecta de presencia semítica en Egipto, es una famosa pintura en las paredes de una tumba en Beni Hasan, que representa a comerciantes asiáticos en caravanas de burros, llegando a Egipto con sus familias y sus mercancías, la fecha de esta pintura es de alrededor del 1890 a.e.c.; también existe evidencia de trabajadores cananeos empleados en las minas de turquesa del Sinaí, en el sitio denominado Serabit el Khadem.
Por lo que es innegable que la evidencia sí demuestra a semitas entrando en Egipto, ya sea para el comercio, el trabajo y debido a la sequía de la zona, de esta última razón Hoffmeier puntualiza: Esta es precisamente la imagen representada en el Génesis con respecto a Jacob y su familia. Sequía y la hambruna en Canaán llevó al patriarca a enviar a sus hijos a Egipto, donde había trigo, lo que lo llevó a establecerse en Egipto con sus rebaños y manadas. Pero la evidencia indirecta de Hoffmeier no termina con lo señalado anteriormente, ya que otro papiro, el Leiden 348 informa que: la Apiru ... está arrastrando a la torre de piedra de gran [///]" para la construcción de un palacio. Si los hebreos son los Apiru, tendríamos una evidencia directa de los trabajos forzados en Egipto por los hebreos, algunos como lo he señalado, coinciden en este punto, pero debemos reconocer que otros investigadores lo niegan, por lo que sería aventurado afirmarlo.
Otro de los investigadores que ofrecen evidencia indirecta de la presencia israelita en el antiguo Egipto, es Manfred Bietak de la Universidad de Viena (Bietak, Israelites Found in Egypt, Sep/Oct 2003), él nos habla de un descubrimiento de chozas de caña de más de 3,000 años de antigüedad pertenecientes a los trabajadores constructores, muy probablemente esclavos, y que fueron elaboradas con el mismo plano como las encontradas en el antiguo Israel, un modelo de casas de cuatro habitaciones, estas chozas fueron encontradas en Medinet Habu, frente a Luxor, en Egipto. Bietak nos dice que esta historia comienza, en la década de 1930 en la orilla oeste del Nilo, donde la Universidad de Chicago del Instituto Oriental estaba llevando a cabo excavaciones en Medinet Habu, el monumento más notable de este lugar es la llamada Casa de un Millón de Años, durante la excavación, los arqueólogos descubrieron evidencia de algunas chozas improvisadas. En los círculos académicos de hoy, la casa de cuatro habitaciones es a menudo llamada la casa israelita, ya que se ubican en el período israelita y en los sitios de Israel, con sólo algunas apariciones en otros lugares. El difunto Yigal Shiloh llamó a la casa de cuatro habitaciones, un concepto Israelita original, ya que la mayoría de las casas de cuatro habitaciones encontradas, corresponde a asentamientos de Israel. Los Pueblos del Mar incluyendo los filisteos, que llegaron originalmente del Egeo o de Asia Menor tenían su propio distintivo de la arquitectura doméstica, y no tenían casas de cuatro habitaciones. Esta idea parece ser la dominante en torno a que el tipo de construcción corresponde a los antiguos israelitas, así lo consideran Bunimovitz y Faust (Bunimovitz & Faust, Jul/Aug 2002, págs. 32 - 41, 59 - 60), quienes señalan que este tipo de casa se ​​encuentra en todo Israel, siendo la predominante en la Edad de Hierro entre el 1200 al 586 a.e.c. y desapareció por completo después de la destrucción del reino de Judá por parte de Babilonia alrededor del 586 a.e.c., lo que puso fin a la monarquía y empezó el exilio de Babilonia, desplazando a la población que ocupaba este tipo de habitación. Esta prueba indirecta de la presencia israelí en territorio egipcio, no es fácilmente objetable y permite afirmar, que los usuarios de estas habitaciones en Egipto, eran el mismo pueblo que invadió y conquistó Canaán convirtiéndolo en Israel.
__________________
La ausencia de evidencia no es evidencia de su ausencia
Hay dos maneras de vivir su vida: una como si nada es un milagro, la otra es como si todo es un milagro. ( Albert Einstein )
El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir. (Albert Einstein )
El azar no existe; Dios no juega a los dados. (Albert Einstein )
Si tu intención es describir la verdad, hazlo con sencillez y la elegancia déjasela al sastre. (Albert Einstein )
Responder Citando
Respuesta

Etiquetas
arqueologia, exodo, mitología, moises

Herramientas
Desplegado

Normas de Publicación
No puedes crear nuevos temas
No puedes responder mensajes
No puedes subir archivos adjuntos
No puedes editar tus mensajes

Los Códigos BB están Activado
Las Caritas están Activado
[IMG] está Activado
El Código HTML está Desactivado

Ir al Foro


La franja horaria es GMT -6. Ahora son las 03:02.


Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.8.1
Derechos de Autor ©2000 - 2019, Jelsoft Enterprises Ltd.