El Foro  

Retroceder   El Foro > Amigos > Más de 30

Avisos

Respuesta
 
Herramientas Desplegado
  #1  
Antiguo 12-Jan-2020, 07:55
Manugar Manugar está desconectado
Usuario
 
Fecha de Ingreso: 15-September-2018
Ubicación: Madrid
Mensajes: 127
Predeterminado Sueños de un dia

Entre los 15 y los 18 años, cuando todos los jóvenes están experimentando la sensación de descubrir cómo funcionan las relaciones humanas con sus iguales y con el otro sexo. Yo vivía enclaustrado, sobreprotegido por una madre temerosa del mundo, que creía que si no me dejaba salir a la calle, ni relacionarme con gente, no me pasaría nada malo.
De aquella situación podía haber surgido fácilmente una persona asocial o incluso agresiva, pero gracias a Dios, resulté yo. Un tipo normalito.
Cuento esto, para explicar en qué situación vivía cuando escribí, con 16 años, el siguiente mini-librito.
Que nadie piense que es gran cosa. Pero yo lo guardo como un tesoro privado de mi juventud. Y lo expongo aquí, a pesar de que fue un regalo personal para una persona especial.



SUEÑOS DE UN DIA.

Prologo:
Un día soñé que toda mi vida era un sueño.
Que la parte que yo creía real era la soñada.
Que cuando dormía vivía y cuando vivía soñaba despertar.

Pag.1
……………………………



Un día desperté y vi ante mí un gran agujero en el suelo.
A pesar de ser una mañana de una esplendorosa luz, aquel hoyo rebosaba oscuridad.
Estaba contemplando esa desconocida circunstancia, cuando alguien desde su interior tiró de mí.
Caí gritando y buscando algo donde asirme.
Mis manos y pies se movían sin descanso al encuentro de un apoyo, y mi voz chillaba y chillaba sin descubrir ni la más leve esperanza.
Tardé mucho en llegar al fondo.

Aunque al principio no podía distinguir gran cosa, todo empezó a iluminarse lentamente cuando mis ojos se acostumbraron.
Y descubrí que allí vivían otros, que como yo, antes habían caído en el agujero.

Pasó el tiempo y me hice uno más entre ellos.
Ahora, sólo me queda seguir sus normas y esperar el día en que me toque a mí el turno de tirar de uno de esos raros y pequeños seres del exterior.

Pag.2
……………………………



Un día desperté y vi que el cielo estaba oscuro.
Tuve miedo y corrí en busca de mis amigos, pero ninguno de ellos abrió la puerta de su casa.
Así que pasé toda la noche en soledad y con frío.

Por eso no tengo miedo a la oscuridad, sino a las casas de mis amigos.

Pag.3
……………………………



Un día desperté y me di cuenta que no veía.
Mis ojos se habían quedado sin luz.
Di gracias a Dios porque ya no tendría que ver tanta crueldad como hay en este mundo en el que vivo.

Al día siguiente, al despertar, comprobé que mis oídos se habían silenciado.
Di gracias a Dios porque ya no oiría tanta cosa horrible como se dice en el mundo.

Al tercer día, al despertar, descubrí que mi boca estaba cerrada y que de ella ya no saldrían mis palabras.
Di gracias a Dios porque ya no me vería en la necesidad de mentir nunca más.

Pero un día al despertar, me di cuenta de que todo había sido un sueño y lloré,
Porque no comprendía a Dios.

Pag.4
……………………………



Un día desperté y vi que el mundo estaba solitario y que solo quedaba junto a mí "la historia".

Su piel era oscura y estaba arrugada por el tiempo.
La expresión de su rostro era de una total indiferencia hacia mi compañía.
Ingenuo de mí me atreví a preguntarle sobre el pasado.
Pero ella no se molestó en responder y yo me marché sin conocer lo que le había sucedido al mundo.

Pag.5
……………………………



Un día desperté y vi mi soledad.
Hacía tiempo que no compartía mis sueños con nadie y decidí buscar compañía.

Encontré por el camino a "la belleza".
Su hermosura de cuerpo y su dulce voz me atrajeron desde un principio.
La pedí que me acompañara y ella acepto.
Viví a su lado bastante tiempo. Hasta que un día la vi envejecer.
Su cuerpo ya no producía ninguna sensación en mí y su voz sonaba a mis oídos, cansada y monótona.
Así que una noche, al ocaso, la abandoné a su suerte.

Seguí buscando y encontré a "la alegría".
Su ímpetu, su viveza, su agrado me fascinaban.
La pedí que me acompañara y ella aceptó.
Pasé mucho tiempo a su lado. Hasta que entristeció.
Un días al alba, la deje sumida en su tristeza.

De nuevo busqué compañía. "la simpleza", "la inteligencia", "la pasión" y tantas otras que, tarde o temprano, terminaban por defraudarme.
Hasta que una noche tropecé con "la comprensión". Que no era ni muy bella, ni muy alegre, ni excesiva en ningún aspecto, pero con la que pasé gustoso el resto de mis días.

Pag.6
……………………………



Un día desperté y vi como dos gotitas de agua hablaban entre sí.
Me acerqué, y sigiloso las escuché.

Preguntaba la más pequeña:
-¿Es verdad que puedes bajo tu peso humillar a las hojas de los árboles?-
-¡Oh, claro!- respondía orgullosa la mayor.
-¿Y es cierto que puedes correr más que ninguna otra gota, sobre el cristal?-
-¡Si, por supuesto!-
La gota pequeña se enloquecía de admiración por su gran compañera y no cesaba de interrogarla. Interesándose por su habilidades y éxitos.

Hasta que ocurrió que un diminuto hilito de agua pasó junto a ellas y las engulló a las dos.

Nunca más supe de ellas.

Pag.7
……………………………



Un día desperté y vi como unos asesinos golpeaban y forzaban al aire. Hasta que con su bárbaro tratamiento lo mataron.
Luego lo escondieron detrás de unas justificaciones y echaron a correr.
Yo, que lo había visto todo, rescaté al aire del escondrijo, pero comprobé que ya no era posible hacer nada por él.
Aquella misma noche yo me dejé morir, porque sin mi amigo el aire no podía vivir.

Pag.8
……………………………



Un día desperté y vi que un nuevo sol había nacido brillante y claro.
Decidí dar un paseo.

Cuando caminaba encontré a mis padres que me besaron y acariciaron con tanta fuerza que hicieron daño a mi cuerpo desnudo.
No le di importancia a esto. ¡Todos sabemos que los padres a veces no miden su amor y pueden llegar a excederse!.

Más tarde hallé en el sendero a mis amigos. Que como siempre me invitaron a jugar.
Estuvimos un rato haciéndolo, hasta que cansados nos separamos.
Fue entonces cuando descubrí en mi piel los arañazos y golpes que me habían dado en el juego.
Pero no le di importancia, porque al jugar es muy difícil controlar los ímpetus.

Después encontré a gente que viéndome desnudo, arañado, magullado y sucio se rieron de mí y esto me disgustó mucho.
Así que cubrí mi desnudez con un largo y grueso abrigo de hipocresía y falsedad.

Desde entonces nadie se rió más de mí y por el contrario, admiran el vistoso tejido de mi abrigo.

Pag.9
……………………………



Un día desperté y vi que la hierba sobre la que me había acostado era roca.
Mis ojos se apagaron y mi piel se endureció.

Me levante y anduve buscando un lugar verde, para volver a dormirme en él.
Pero ya jamás volví a encontrar hierba fresca.


Pag.10
……………………………



Un día desperté y vi que unos brazos se agitaban a lo lejos.
Corrí hacia ellos y encontré a un hombre atrapado bajo su aparatoso carro.
Decidido intenté levantar la carga desde un lateral, pero fue inútil.
Así que me metí debajo del carro y lo intenté de nuevo apoyando todo el peso en mi espalda.

Con mucho esfuerzo conseguí levantarlo y liberar al desgraciado.
Pero con tan mala suerte que al dejarlo caer, fui yo el atrapado.

Pedí ayuda al desconocido, mas este se disculpó de no poder hacerlo lamentándose de sus costillas.
Yo quedé allí sin auxilio.

Pag.11
……………………………



Un día desperté y vi que un radiante día había nacido.
Esto me alegró y comencé a andar.
Caminando encontré una flor. Desprendía un aroma aún mejor que su belleza.
Encantado por aquello me quedé sentado a contemplarla.

Estaba ya algún tiempo allí cuando otro caminante acertó a pasar.
Al descubrir la maravilla que yo miraba y después de elogiar aquél campo y sus plantas, sin más, arrancó la flor y se la llevó.

En el mismo lugar al cabo de un tiempo brotó otra flor de igual belleza y su mismo perfume.
Pero no tardó en ser arrancada de nuevo por aquel caminante, que quiso hacer suya tanta hermosura.

Y sucedió que yo pasé por aquél sitio una tercera vez, y encontré solo un cardo.
Sin ninguna clase de olor, con espinas y una fea apariencia.
Con tristeza me senté a mirarlo, cuando coincidió a pasar otra vez el caminante, que se quejó diciendo:
¿Por qué mira ese cardo horroroso?.¡Este es un mal campo, siempre lo supe!.

Pag.12
……………………………



Un día desperté y vi que un labrador estaba sembrando en su hijo la ambición y el inconformismo.
Intrigado me senté cerca de sus tierras para ver lo que sucedía.

Con tanto empeño y cuidados trató el labrador a su cosecha, que en poco tiempo está era abundante.
Y cuando eso ocurrió, el joven abandonó a su padre, porque no podía soportar aquella vida dura.

El labrador, ya viejo, poco a poco se vio imposibilitado para seguir trabajando y sintiéndose solo y abandonado se dejó morir.

Yo al ver aquello me levanté de donde estaba y tiré bien lejos unas pocas semillas que había cogido de aquel cultivo.

Pag.13
……………………………



Un día desperté y vi que había junto a mí una multitud.

Esto me alegró, pero tardé poco en darme cuenta que con el griterío de la gente no podía escuchar mis palabras.
Entonces eché a correr y me alejé de ellos todo cuanto pude, para poder oír, como antes, mi propia voz.








FIN.

Pag.14
……………………………
Responder Citando
  #2  
Antiguo 12-Jan-2020, 12:23
Avatar de Juan Antonio Hinojosa
Juan Antonio Hinojosa Juan Antonio Hinojosa está desconectado
SUPER Usuario
 
Fecha de Ingreso: 21-June-2011
Ubicación: MURCIA
Mensajes: 2.751
Predeterminado

Al leerte me viene a la memoria el Principe Segismundo, de la "Vida es Sueño" de Calderón de la Barca. En uno de sus monólogos recita:

Sueña el rico en su riqueza,
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña el que á medrar empieza,
sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende,
y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.
Yo sueño que estoy aquí
destas prisiones cargado,
y soñé que en otro estado
más lisonjero me ví.
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño:
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son"

Tambien aquello de Ruben Darío: "Porque habrán de cantar nuevos himnos viejas glorias.." entresacado del Himno a America". Son los Paraisos Perdidos que cantó Milton. Su frase "No hay mas paraísos que los perdidos" ..¡Tendra siempre vigor!
¡Todos hemos sido jovenes! Recuerdo aquella poesía cuando dominaba la rima:
Quiero hacer poesía,
no se como y cuando,
mas si se en cambio,
que poesía es María.

Tu eres la fuente y la flor
Tu, la Naturaleza,
espejo de belleza
eres manantial de amor.

Son ecos de un pasado que no ha de volver. No solo son los amoríos de los 15 años. Tambien estaba el héroe que cambia el mundo. En este caso, Napoleón:

Fuego, tormenta, ciclón.
Dolor, sangre, cieno muerte.
Por Europa de esta suerte
cabalga Napoleón

Son los "ayeres" (palabra que copio de una amiga del Foro) que comulgan con la frase de Heráclito" Cuando vuelves al rio, ni tu eres tú, ni el rio el mismo"
Tener recuerdos es de alguna manera rejuvenecer. Aunque el recuerdo este idealizado y no sea lo que ocurrió, si no lo que hubiésemos deseado que hubiese sido. No soy muy ducho en el tema bíblico, si sé que hay un pasaje donde la mujer de Lot se convierte en sal, por mirar hacia atrás. Lo que quizás no deba pasarnos es lo de Ruben Dario: Juventud divino tesoro, / te vas para no volver,/ cuando quiero llorar no lloro, / y a veces lloro sin querer.
¡Si creo que esta bien el recuerdo! Más hay que tener cuidado de no dejarse arrastrar por el...¡Estamos aqui y ahora!
Desde esa perspectiva ¿Quién se atreve a a continuar con el tema? !Avance a toda maquina!
Responder Citando
  #3  
Antiguo 13-Jan-2020, 12:37
Manugar Manugar está desconectado
Usuario
 
Fecha de Ingreso: 15-September-2018
Ubicación: Madrid
Mensajes: 127
Predeterminado

Introducir aquí a Calderon de la barca o Ruben Dario, es darle a este hilo de andar por casa un lustre desproporcionado.

Pero gracias.
Responder Citando
  #4  
Antiguo 15-Jan-2020, 15:18
Avatar de Juan Antonio Hinojosa
Juan Antonio Hinojosa Juan Antonio Hinojosa está desconectado
SUPER Usuario
 
Fecha de Ingreso: 21-June-2011
Ubicación: MURCIA
Mensajes: 2.751
Predeterminado

En mi aporte puse algunos ripios de lo que pretendía ser poesía allá por los años de María Castaña. Citaba a Calderon y a Ruben Dario, como ejemplo a imitar cada uno en su estilo.
Como soy mas despistado "que una pava en un garaje" puse en Cizañeros o en Mensaje en una botella, no recuerdo en cual de ellos, un mensaje para ti, Manugar y otro a Esquizo por el piropo en forma de defensa que me hizo. La Laguna Estigia es según la Mitología, el lugar donde van los fallecidos. A las almas se las conduce para ser juzgadas. Angele o demonios segun comportamiento te llevan a un sitio u otro
Responder Citando
Respuesta

Herramientas
Desplegado

Normas de Publicación
No puedes crear nuevos temas
No puedes responder mensajes
No puedes subir archivos adjuntos
No puedes editar tus mensajes

Los Códigos BB están Activado
Las Caritas están Activado
[IMG] está Activado
El Código HTML está Desactivado

Ir al Foro


La franja horaria es GMT -6. Ahora son las 10:15.


Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.8.1
Derechos de Autor ©2000 - 2020, Jelsoft Enterprises Ltd.