Ver Mensaje Individual
  #3  
Antiguo 17-Sep-2016, 15:28
Aquiles Brinco Aquiles Brinco está desconectado
Usuario
 
Fecha de Ingreso: 16-August-2016
Mensajes: 237
Predeterminado

Mexicanos al grito de... ¿torta y refresco?


Dice el Himno Nacional: 'Mexicanos al grito de guerra...', pero, esta vez, no fue al grito de guerra, sino de una mísera torta y un refresco 'Jarrito' de 600 ml.
15 de septiembre de 2016, Aniversario de Independencia, o, más bien, del inicio de la lucha que derivó en ella. Como todos los años, el presidente de la república es el encargado de, en homenaje a don Miguel Hidalgo, repicar la campana y 'gritar' la tradicional arenga en honor a los héroes patrios, desde el Balcón Central del Palacio Nacional, emulando aquella escena independentista de hace 206 años, en Dolores, Hidalgo, precisamente.

Al evento asisten decenas de miles de personas, pues el gobierno, además del 'grito', organiza una noche mexicana para los asistentes. Pirotecnia, antojitos y artistas sobre un gran escenario. ¿Pero cómo es posible que Enrique Peña Nieto posea tal poder de convocatoria? Y es que es tan impopular, que incluso a algunos de los integrantes de su gabinete les resulta difícil aprobarlo.

Pues bien, a falta de convocatoria: acarreados, así de simple. Cientos de autobuses llegaron desde la tarde a la Plaza de la Constitución -Zócalo Capitalino- para 'engalanar' el evento. 'Invitados', dijeron que eran; ¿de quién? Del presidente. Eran ciudadanos del Estado de México y del Estado de Hidalgo, indígenas y gente humilde en su totalidad. Con un brazalete que autorizaba su entrada y una torta bajo el brazo, accedían animados a la Plaza de la Constitución, para ser espectadores de lo que, en mi opinión, fue un monumental despliegue de cinismo en agravio de la patria. Enrique Peña Nieto, quien apenas hace unos días invitó a Donald Trump a la Residencia Oficial de Los Pinos, y quien prácticamente acreditó sus postulados xenofóbicos justo en la cara de 120 millones de mexicanos, remató su tremenda impopularidad con un 'grito' apresurado e incómodo.

Da una enorme tristeza que se siga abusando de gente humilde, mucho más cuando es con fines políticos. A la escena se presentaron, entre otros, indígenas con huaraches de plástico y ropa luida, gente pobre y desinformada que, dada su condición social, no cuenta con los medios para enterarse de los pormenores políticos que cada día los hacen más pobres. Es a ellos a quienes más afecta el gobierno, y es de ellos de quien éste se sigue valiendo para sustentar una autoridad y convocatoria que perdió desde hace mucho. Ahora fue el grito; mañana, las elecciones. Y así, acarreándolos en camiones, a cambio de una torta, un refresco y, sobre todo, una buena dosis de esperanza, tomarán sus sufragios.

Fueron muy pocos los que sin esa pintoresca 'invitación' lograron hacerse de un lugar en el Zócalo, pues el Estado Mayor Presidencial cuidó todos y cada uno de los detalles necesarios para que el primer mandatario no fuese abucheado y maltratado por una sociedad lastimada moral y materialmente. Afuera del Zócalo, decenas de miles, por convicción, marcharon en reclamo a tanta corrupción, exigiendo la renuncia de Peña, quienes, por supuesto, fueron bloqueados antes de siquiera acercarse a la sede del evento.

Corresponde una mención especial a Paulina Peña Pretelini, la hija mayor del presidente. Muy guapa, por cierto. Esta señorita, quien ahora, por cuarta vez, subió al Balcón Presidencial, fue aquélla que en 2011 publicó en su cuenta de Twitter:


'...un saludo a toda la bola de pendejos, que forman parte de la prole y sólo critican a quien envidian'.


En repudio a las críticas que, en aquel entonces, recibía su señor padre por no haber podido mencionar ni siquiera 3 libros durante una entrevista en la Feria Internacional del Libro.




Pues sí, fue ella, quien luciendo un hermoso vestido de la firma 'Miu Miu' -Miuccia Prada-, de aproximadamente 2 000 dólares, acompañó a su padre a encarar a miles de indígenas, muchos de ellos calzando huaraches de plástico.


¿Será posible que en la historia universal del siglo XX y XXI pueda encontrarse mayor muestra de indolencia? -No.


Por no mencionar a su hermana menor, Nicole Peña, y a sus 'hermanas' políticas, quienes también vistieron prendas de diseñador con valor de más de 1 500 dolares cada una. No cabe duda que uno de los negocios más rentables en el mundo es la política mexicana. ¡Lo curioso es que al señor presidente le alcance para todo esto ganando apenas 15 500 dólares mensuales!

Así es el presidente más impopular del mundo, aún más impopular que Nicolás Maduro.



La segunda desde la izquierda -no, no sean mal pensados, ella es 'centroderechista', como su papi-.



¡Qué bonita familia!



No obstante, como siempre, hubo cosas buenas, y una de ellas fue que, por primera vez, el desfile al interior del Palacio, aquél a cargo de la escolta del Heroico Colegio Militar, fue desarrollado por cadetes mujeres.



El 'grito':




Los 'invitados' especiales:




El reclamo:










El bloqueo:




Las tortas:




Última edición por Aquiles Brinco; 29-Sep-2016 a las 22:10
Responder Citando